Fallo del día: los soldados voluntarios tienen derecho a liquid. de suplemento por renovación de compromiso de servicios

07/02/2012 – Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contenciosoadministrativo Federal, sala III

La C. Nac. Cont. Adm. Fed., sala 3°, en autos ‘’Castillo, Eldo M. y otros v. Estado Nacional – Ministerio de Defensa – Ejercito Argentino’’ entendió que los soldados voluntarios tienen derecho a la liquidación del suplemento por renovación de compromiso de servicios, siempre que hayan renovado contrato al término de su compromiso de servicios.

2ª INSTANCIA.— Buenos Aires, febrero 7 de 2012.

CONSIDERANDO:

I. La jueza de primera instancia hizo lugar a la demanda iniciada por los actores —ex personal militar del Ejército Argentino— por la que se reclamaba el pago retroactivo del “suplemento por renovación de compromiso de servicios”, por los períodos no prescriptos (art. 4027, inc. 3, CCiv.). Para decidir en el sentido indicado, puso de relieve que según establece el decreto 978/1995, reglamentario de la ley 24429, el personal que se incorpore a las Fuerzas Armadas bajo el régimen de la ley citada será agrupado en la clasificación “tropa voluntaria” que prescribe la ley 19101 para el personal militar, adquiriendo estado militar desde la fecha de ingreso al curso de admisión que establece el art. 8, inc. f, y hasta la baja; asimismo, que de acuerdo con el art. 4 del Anexo I del decreto mencionado, dicho personal tiene derecho a una retribución mensual que se liquidará de acuerdo al haber mensual, suplementos generales, suplementos particulares y compensaciones determinados para los grados voluntarios de segunda o primera, según corresponda y sus equivalencias (título II, capítulo IV de la reglamentación de la ley 19101), entre los que se encuentra el suplemento reclamado en autos (art. 2405). Concluyó, en función de lo expuesto y de lo establecido en el art. 10, inc. e, decreto 978/1995, que los “soldados voluntarios” tienen derecho a la liquidación del beneficio solicitado, siempre que hayan renovado contrato al término de su compromiso de servicios.

Por otro lado, señaló que por más extensas que se juzguen las atribuciones conferidas al Poder Ejecutivo para determinar la composición del haber mensual y el monto de los suplementos que lo complementan, no puede interpretarse que ellas le permitan omitir discrecionalmente el pago de un suplemento acordado reglamentariamente al personal militar.

Finalmente, consideró que de la prueba informativa producida en la causa —fs. 227/231— surge que el demandado ha reconocido expresamente el derecho de los “soldados voluntarios” a percibir el suplemento en cuestión, en la medida en que fue solicitado al Ministerio de Defensa la fijación del porcentaje correspondiente.

II. El minucioso relato de los fundamentos que sustentan la sentencia tiene por objeto poner de resalto que de su confrontación con las manifestaciones vertidas por la parte demandada en su escrito de expresión de agravios se advierte que ésta no ha dado debido cumplimiento a lo dispuesto por el art. 265, CPCCN, que impone al apelante la obligación de formular la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que considere equivocadas, conclusión ésta predicable inclusive desde la perspectiva que reiteradamente aplica la sala en la consideración del requisito señalado y que se dirige a examinarlo con un temperamento amplio y desprovisto de rigor formal.

En efecto, nótese que la recurrente no refuta concretamente ninguno de los fundamentos en que se sustenta la sentencia apelada, limitándose a formular genéricas y abstractas consideraciones acerca de las facultades del Poder Ejecutivo para fijar la política salarial del sector público y vacuas reiteraciones de lo ya afirmado al momento de contestar demanda (por ejemplo, cuando sostiene que “no se conocen en la fuerza antecedentes de la concesión” del suplemento reclamado).

Corresponde, en consecuencia desestimar el recurso interpuesto (art. 266, CPCCN) y confirmar la sentencia apelada, con costas desde que no se advierte pauta alguna que autorice a apartarse del principio rector de la derrota (art. 68, párr. 1, CPCCN).

En mérito de lo expuesto, se resuelve: declarar desierto el recurso del Estado nacional; con costas.— Jorge E. Argento.— Carlos M. Grecco.— Sergio Fernández.

Comentarios

comments

Esta entrada fue publicada en Jurisprudencia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.