Fuente: https://www.cronista.com/economiapolitica/La-Ciudad-sale-a-la-caza-de-los-comercios-medianos-que-evaden-Ingresos-Brutos-20190219-0032.html

Por DOLORES OLVEIRA

La Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) porteña comenzará a implementar el 1 de abril un régimen que simplifica la presentación de Ingresos Brutos para ciertos comercios. Con esto tratará de reducir la evasión fiscal de los comercios de mediana escala.

Se trata de una propuesta de cuál fue la facturación y deberá ser el pago de Ingresos Brutos  que formulará la AGIP, para que el comerciante acepte o rechace. A quienes la acepten, la AGIP los premiará con con 2 meses extra de plazo para pagar.

Andrés Ballotta, titular de AGIP, explicó a El Cronista que la propuesta pro forma que hará la AGIP surgirá de un índice que tiene en cuenta los metros cuadrados de salón y la comuna, y que además se irá combinando con otros datos de evolución de precios y de nivel de actividad.

Se basó en un trabajo de la Dirección de Estadísticas y Censos, y fue validado por cámaras empresarias. Además, se hicieron 15 puntos fijos para que un inspector controlando la registradora comprobara que las ventas reales coincidían con las que eran de esperar según el índice, explicó Ballotta.

Está previsto que las empresas deduzcan un monto fijo por empleado por los aportes a seguros de retiro privados para su personal. Pero el Gobierno no fijó esa cifra, que luego será …

La propuesta de AGIP está tramitando una certificación IRAM, así como de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Es el primer impuesto calculado pro forma por una agencia tributaria en el país, aunque es mixto porque, una vez recibida la propuesta de AGIP, el contribuyente puede declarar otro importe inferior o superior al que resulta del índice. Si bien la norma deja esta opción al comercio, en el sector dan por hecho que la AGIP intensificará los controles de aquellos locales que declaren ingresos menores a los que calculó la Administración.

Esta figura se denominará Declaración Jurada Simplificada del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

Aquellos contribuyentes que sean incluidos se beneficiarán por partida doble, ya que además de poder ahorrar recursos administrativos en la confección de las declaraciones juradas, también contarán con un beneficio financiero, gracias a la extensión de hasta dos meses en el plazo para la presentación y el pago del impuesto, comentó la AGIP en un comunicado.

Todos los contribuyentes incluidos en este nuevo sistema contarán con un plazo extra de 30 días para declarar y pagar. Además, aquellos que acepten la propuesta de base imponible que será precargada en la declaración jurada, sin modificaciones a la baja, tendrán otros 30 días más.

En el caso de aquellos que exhiban un buen comportamiento fiscal a lo largo de los próximos meses, también está prevista la exclusión de todos los sistemas de percepción y retención de la ciudad, indicó Ballotta.

Esta nueva herramienta alcanzará a todo el comercio minorista medio con un esquema de incorporaciones progresivas de actividades y franjas.

No será para almacenes, casas de pasta o panaderías, por ejemplo, los que por otra parte ya tienen el Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, facilidad que la ciudad de Buenos Aires es una de las pocas jurisdicciones que ofrece, expresó Ballotta.

En el lanzamiento, será para las actividades de venta al por menor en supermercados y en minimercados que hayan facturado hasta $ 35 millones en el ejercicio anterior y tengan salones de venta de entre 100 m2 y 600 m2.

En esta primera etapa alcanzará sólo a los contribuyentes locales, dejando para el futuro aquellos que están en el Convenio Multilateral, es decir que tributan en otras jurisdicciones además de la ciudad.

El universo que cuenta con estas características mencionadas alcanza 3000 comercios medianos, sobre un total de 6500 inscriptos como minoristas en dichas actividades.

Sobre este sector de 3000 contribuyentes, se irán nominando a razón de 300 comercios por mes, con el fin de permitir una atención personalizada de cada una de las situaciones, precisó la AGIP.

Los contribuyentes accederán a los formularios de declaración por Internet, en los cuales tendrán precargada una propuesta de monto de ventas (base imponible) y de monto a pagar, el cual podrán aceptar o modificar.

Las declaraciones juradas también tendrán precargadas las retenciones y percepciones, de acuerdo a las efectivamente ingresadas por los agentes de recaudación.

En caso de discordancia entre lo cargado y lo pretendido por el declarante, en el mismo formulario habrá una opción para realizar el reclamo en forma inmediata.

Una vez completada la declaración, los contribuyentes comprendidos en esta modalidad obtendrán mensualmente una “Constancia de Validación Electrónica” (CVE), la cual deberá ser impresa y exhibida en un lugar visible de sus locales comerciales y/o negocios donde realicen su actividad. Cada CVE tendrá validez mensual.