Carlos Federico Torres

 

REANUDACIÓN DEL AJUSTE POR INFLACIÓN DE LOS ESTADOS CONTABLES

 1. Comunicación de la FACPCE en relación a su reexpresión

 Sin precisar fecha ni lugar de emisión, a fines de julio de 2018 se conoció una Comunicación de la FACPCE que constituyó un anticipo de lo que ahora dispuso en relación a la cuestión objeto de este artículo.

En efecto, siendo imposible ignorar la necesidad de reexpresar integralmente los estados contables se comunicó a los profesionales que a partir de los ejercicios finalizados el 1º de julio de 2018 la referida reexpresión tendrá el carácter de obligatoria, aún en el caso que el decreto 664/03, cuya derogación se compromete a gestionar, siga vigente.

Como consecuencia de esta Comunicación, la Junta de Gobierno de la FACPCE reunida en San Juan los días 27 y 28 de septiembre pasado emitió su Resolución 539/18, referida a la nueva aplicación de la RT 6 que ha dispuesto a partir de la mencionada fecha.

Nos proponemos en este trabajo referirnos en primer término a los procedimientos de reexpresión aplicables en el marco de la Resolución Técnica Nº 6 (en adelante la RT 6), para luego analizar los aspectos más destacables de la Resolución 539/18.

 

2. La RT 6 de la FACPCE

 Emitida en su versión original en el año 1984 con motivo de la exigencia de presentar estados contables en moneda constante[1] incorporada por la ley 22.903 al artículo 62 de la entonces ley de sociedades comerciales, sufrió luego las modificaciones que resumimos a continuación:

Norma Cambios introducidos a la RT 6
RT 19, emitida en

el año 2000

  1. Redujo su contenido a algunos puntos del capítulo IV, sección B de su versión original. La reducción dispuesta por la RT 19 eliminó todos los aspectos que no estuviesen relacionados con la aplicación del procedimiento de reexpresión, tales como criterios de medición y aspectos legales, entre otros
  2. Agregó como punto 13 de ese capítulo una norma aplicable en el caso de interrupción y posterior reanudación de los ajustes.
RT 39, emitida en

el año 2013

Modificó la norma agregada por la RT ———————————————————————- que indicamos en el punto 2 de la enunciación anterior.
Resolución JG

539/18

Modifica la IV. B. 5. en relación al índice a emplear, reemplazando el IPIM por una combinación entre este índice y el índice nacional de precios al consumidor. La nueva serie será elaborada por la FACPCE.

Cuadro Nº 1 – Sucesivas modificaciones a la versión original de la RT 6

Analizaremos por lo tanto la aplicación de la RT 6 sobre la base de su contenido actual, al que resumimos a continuación:

Sección Contenido Comentarios
IV.B. Proceso secuencial Se esquematiza mediante el desarrollo de cuatro etapas.
IV.B.2 Pasos a seguir para la reexpresión de partidas Describe el procedimiento general de actualización aplicable a los rubros que se encuentran expresados en moneda de poder adquisitivo correspondiente a una fecha anterior a la de cierre del ejercicio.
IV.B.4 Anticuación de partidas Establece pautas para determinar la fecha de origen de las partidas que deben ser reexpresadas, permitiendo agrupar las partidas en períodos mayores al mensual en tanto no se generen distorsiones
IV.B.5 Índice a emplear Como se indicara en el Cuadro 1, el índice a utilizar es el establecido por la resolución JG 539/18.
IV.B.6 Coeficiente de reexpresión Su cálculo dependerá de las fechas de origen que surjan de la anticuación de partidas determinada de acuerdo con la sección IV.B.4.
IV.B.8 Obtención del resultado por exposición a los cambios en el poder adquisitivo de la moneda (en adelante el RECPAM) Prevé la realización de un esquema depurado del estado de resultados en la que resulta ser la cuarta etapa del proceso secuencial
IV.B.9 Obtención del RECPAM incluido dentro de los rdos. financieros y por tenencia Admite la realización de un esquema simplificado en la aludida etapa.
 

 

 

 

IV.B.12

 

 

 

Patrimonio neto y resultado del período

  1. Sin describir los procedimientos aplicables a cada uno de ellos, dispone que todos los componentes del patrimonio neto deben quedar expresados en moneda de cierre.
  2. Establece que el resultado del ejercicio surgirá por diferencia patrimonial, en la que resulta ser la tercera etapa del ya mencionado proceso secuencial.
IV.B.13 Interrupción y posterior reanudación de los ajustes Como se indicó en el Cuadro 1 esta norma fue incorporada por la RT 19 y posteriormente modificada por la RT 39. Requiere una evaluación del poder adquisitivo de las cifras en las que se encuentran expresadas las partidas al inicio del período en el que se reanuda la aplicación de la RT 6, a fin de establecer la necesidad o no de practicar los ajustes de los rubros no monetarios a esa fecha.

Cuadro Nº 2 – Contenido actual de la RT 6

Desarrollaremos explícitamente el proceso secuencial y al considerar éste, o bien al analizar el contenido de la Resolución JG 539/18, iremos refiriéndonos a las restantes secciones de la RT 6 que de acuerdo con este cuadro se encuentran vigentes.

 

  • 1. Proceso secuencial (sección IV.B.1.)

Este proceso describe las distintas tareas que es necesario desarrollar para culminar con la obtención de las cifras de los estados contables expresadas en su totalidad en moneda de poder adquisitivo correspondiente a la fecha de cierre del ejercicio (en adelante identificaremos a esta moneda como $c).

El método desarrollado se identifica como método indirecto, dado que no determina el RECPAM a partir de las causas que los genera, esto es la exposición a lo cambios en el poder adquisitivo de la moneda por parte de los rubros que se encuentran afectados por esos cambios[2], sino que lo hace mediante el cálculo de las actualizaciones necesarias para expresar en $c. a los rubros que requieren esos ajustes.

 

2.1.1. Clasificación de los rubros integrantes de los estados contables a fin de aplicar el proceso secuencial

Lo expuesto en el apartado anterior destaca la necesidad de la realización previa de esta clasificación en dos grupos de rubros de acuerdo con sus respectivas reacciones frente a la inflación: 

Bases para la clasificación

de los rubros

Clasificación
La moneda en la que ellos están expresados
  1. Desactualizados, y por lo tanto son actualizables.
  2. Actualizados, no requiriendo reexpresión.
En el caso de activos y pasivos, como serán realizados o cancelados respectivamente.
  1. En moneda y, por lo tanto, son monetarios. Incluye el dinero y los créditos y las deudas en moneda nacional, dado que para que entren en esta categoría deben constituir una suma fija de esta moneda, condición que no poseen si son liquidables en moneda extranjera.
  2. No monetarios, si no tienen esas características.
También en casos de activos y pasivos, cual es su reacción ante la inflación
  1. Son afectados en su valor real por este fenómeno, por lo que se los identifica como expuestos.
  2. No son afectados y, por ende, son no expuestos

Cuadro Nº 3 – Contenido actual de la RT 6

De estas caracterizaciones surgen las siguientes asimilaciones:

Los rubros no actualizables son monetarios y expuestos. En efecto, si no son actualizables constituyen una suma fija de moneda nacional, la que ante un proceso de desvalorización monetaria producto de la inflación pierde valor en forma paralela a este fenómeno, lo que otorga a ellos el carácter de expuestos.

Por el contrario, los rubros actualizables son no monetarios dado que no representan una suma fija de moneda nacional y consecuentemente no se encuentran expuestos a la inflación.

No obstante, es necesario tener en cuenta algunas cuestiones adicionales:

Como señala el último párrafo de la sección IV.B.6, se considera representativo del índice de la fecha de cierre al del último mes del período o ejercicio. Por lo tanto, las partidas originadas en ese último mes no requieren reexpresión, puesto que el coeficiente aplicable es la unidad. Agregamos por nuestra parte que esta situación no les quita conceptualmente el carácter de actualizables,

Las clasificaciones en rubros monetarios y no monetarios y en expuestos y no expuestos no es aplicable a todos los rubros. En efecto:

 

  1. Es una clasificación que solo es aplicable para activos y pasivos, pero no lo es para las cuentas del patrimonio neto y los resultados.
  2. Por otra parte, en el caso del dinero, los créditos y las deudas liquidables en moneda extranjera, como también en el de los créditos y las deudas con componentes financieros, en el esquema depurado previsto por la sección IV.B.8. los resultados financieros que ellos generan deben calcularse en términos reales, lo que implica que la desvalorización por la inflación que a ellos los ha afectado, es decir el RECPAM que originaron, se deducirá del respectivo resultado nominal. Consecuentemente estos rubros no formarán parte del RECPAM neto que surge de la aplicación de este esquema, circunstancia que de todos modos no los excluye de ser considerados rubros monetarios porque son liquidables en moneda, ni de ser calificados como expuestos, en tanto han generado el RECPAM que ha intervenido en el cálculo de sus resultados financieros en términos reales.

En consecuencia, la única de las clasificaciones que abarca a la totalidad de los rubros es la de actualizables o no actualizables, pero de todos modos los dos restantes son indudablemente muy útiles para identificar a los rubros generadores del RECPAM, cuyo cálculo es uno de los objetivos de la aplicación integral de la RT 6. Por lo tanto, consideramos que una clasificación completa a realizar antes de encarar las distintas etapas del proceso secuencial es la siguiente:

Rubros actualizables, que en los casos de ser del activo o del pasivo, son también no monetarios y no expuestos.

Rubros no actualizables, los que de ser activos o pasivos son también monetarios y expuestos. Requieren a su vez una segunda clasificación:

Si poseen componentes financieros, como intereses y/o diferencias de cambio, en el esquema depurado generan resultados financieros en términos reales.

Si no los poseen, en dicho esquema generan el RECPAM.

 

2.1.2. Desarrollo del proceso secuencial

En condiciones ya de encarar este proceso, el mismo responde a la siguiente esquematización por etapas:

Primera etapa Reexpresión de activos y pasivos existentes al inicio del ejercicio o período contable en el que se comienzan o reanudan los ajustes a fin de obtener sus mediciones contables a moneda de esa fecha y obtención del patrimonio neto en esa moneda por diferencia entre ambos totales.

Conforme a la sección IV.B.13 modificada por la RT 39, deberá evaluarse la procedencia de realizar estos ajustes.

Segunda etapa Reexpresión de activos y pasivos existentes al cierre del ejercicio a fin de obtener sus mediciones contables a moneda de esta fecha y obtener el patrimonio neto en esa moneda por diferencia entre ambos totales.
Tercera etapa Obtención del resultado del ejercicio en moneda de cierre del mismo por diferencia patrimonial.
Cuarta etapa Cálculo en $c. aplicando el procedimiento general de actualización de los distintos componentes del resultado obtenido en la etapa anterior, determinando por diferencia entre este resultado y sus componentes así calculados el RECPAM o bien los resultados financieros que lo incluyen, según se emplee el esquema depurado o el simplificado, respectivamente

Cuadro Nº 4 – Esquematización en etapas del proceso secuencial descripto en la sección IV.B.1 de la RT 6

Como señalamos en el segundo párrafo del apartado 2.1., el proceso descripto responde al denominado método indirecto, cuyos fundamentos se encuentran explicados en la RT 2, norma que precedió en este tema a la RT 6 en la que se explicitaban conceptos y procedimientos con un grado de detalle que luego no fueron trasladados a esta última norma.

La RT 2 fundamentaba el empleo del método indirecto destacando que para calcular el REI (hoy RECPAM) no es necesario considerar las altas y bajas de activos y pasivos monetarios. Señalaba al respecto que basta con conocer los saldos de las cuentas no monetarias patrimoniales y de resultados, ya que el REI surge como contrapartida de las actualizaciones practicadas a estos rubros.[3]

Dos párrafos más adelante justificaba lo expuesto indicando que “dado que los rubros monetarios no son susceptibles de actualización porque su valor nominal coincide con su valor actual en términos de poder adquisitivo, la corrección realizada a los rubros no monetarios incorpora una desigualdad en los registros contables que representa el resultado monetario neto (o sea el REI neto -hoy RECPAM- del período considerado)” [4] (el destacado en negrita es nuestro).

Esta posibilidad ya había sido contemplada años antes por López Santiso, Panaggi y Luppi, quienes la fundamentaban sobre la base de la desigualdad aritmética que el ajuste por inflación genera en el modelo matemático de la partida doble. Ratificaban ese razonamiento proponiendo un juego de ecuaciones, que culmina con la siguiente igualdad:[5]

± REI  = Reexpresión neta de todos los rubros actualizables

Esta igualdad no debe llevar a la confusión de considerar que ese resultado es generado por las mencionadas reexpresiones. En realidad los ajustes monetarios que se practican en los rubros actualizables no reflejan un mayor valor real de éstos sino por el contrario, la necesidad de corregir el menor valor en términos de poder adquisitivo de la moneda en la que ellos estaban expresados. Por ejemplo, si el capital originalmente ha sido suscripto por $ 100.000.- y desde su fecha de integración ha acontecido una inflación del 40 %, la cifra moneda actual que refleja ese capital es $ 140.000.-, lo que nos significa que el capital vale más sino, por el contrario que la moneda vale un 40 % menos y por eso se requieren 40.000 unidades monetarias más para representar la cifra original.

Recuérdese que el REI al que referían la RT 2 y la versión original de la RT 6 en la actualidad ha sido reemplazado por el concepto RECPAM, que abarca también la posibilidad de la deflación. Esta cuenta forma parte de las causas del resultado del ejercicio, constituyéndose de acuerdo con la igualdad indicada anteriormente en la contrapartida de las reexpresiones realizadas en las tres etapas del proceso secuencial que refieren precisamente a éste, pero no debe incurrirse en la confusión indicada en el párrafo anterior.

En cambio, las reexpresiones correspondientes a la primera etapa, es decir al inicio del ejercicio, no se contabilizan contra este resultado sino contra los resultados no asignados, tal como se analiza en el apartado siguiente.

Analizaremos seguidamente las cuatro etapas reseñadas en el cuadro Nº 4.

 

  • 2.1.2.1. Primera etapa del proceso secuencial: Reexpresión de la situación patrimonial al inicio del período en el que comienzan o reanudan los ajustes

La evaluación acerca de la necesidad de ajustar la situación patrimonial al inicio del período a la que hacemos referencia en el cuadro Nº 4 dependerá de la existencia o no de inflación acumulada a esa fecha que no ha sido considerada en la preparación de los estados contables de los períodos anteriores.

Es interesante recordar la situación que se produjo cuando la FACPCE dispuso la reanudación de la aplicación de la RT 6 a partir del mes de enero de 2002. Los ajustes entonces habían sido interrumpidos desde ejercicios finalizados en agosto de 1995, pero entre ambas fechas la variación general de precios había sido insignificante, motivo por el cual esta primera etapa no debía realizarse, tal como lo prescribía la sección IV.B.13 incorporada por la RT 19.

Muy distinta es la situación actual, puesto que, interrumpidos los ajustes desde ejercicios finalizados en septiembre de 2003, se ha acumulado una inflación muy importante, la que a los fines de la aplicación de la RT 6 será medida por el indicador que la FACPCE se ha encargado de elaborar.

Siendo por lo tanto ineludible la concreción del ajuste de la situación patrimonial al inicio del ejercicio en el que la entidad comience o reanude las reexpresiones, esta primera etapa nos merece las siguientes consideraciones:

Cuestiones a considerar Análisis Comentarios adicionales
Partidas actualizables Abarca:

1.     Activos no monetarios medidos sobre la base de su costo original.

2.     Pasivos no monetarios, como anticipos de clientes que fijan el precio de la venta cuya medición no representa su costo actual de cancelación.

3.     Componentes del patrimonio neto

Los activos y pasivos no monetarios medidos a su valor corriente o a su costo actual de cancelación se mantendrán a esas mediciones sin requerir ajuste alguno dado que como se indica en el punto siguiente la contrapartida neta de las reexpresiones es un ajuste global al saldo a esa fecha de la cuenta Resultados no asignados, no siendo por lo tanto necesario desagregar actualización por un lado; y  revalúo, por el otro, de esas partidas no monetarias.
Imputación de los ajustes realizados en esta etapa La contrapartida neta de todas las reexpresiones se imputará a los Resultados no asignados, generando así una corrección de su saldo al inicio del ejercicio en el que comienzan o se reanudan los ajustes. Esta imputación constituye un ajuste a resultados de períodos contables anteriores, dado que uno de los orígenes de estos ajustes retroactivo es el cambio en la aplicación de una norma contable de medición. En este caso se ha introducido un cambio en la medición de la unidad monetaria utilizada para la preparación de los estados contables.
Efectos de esta imputación El saldo inicial de Resultados no asignados surgirá por diferencia entre el patrimonio neto total surgido de la resta de activos y pasivos reexpresados en moneda de inicio y los saldos en moneda de esta fecha de las restantes cuentas del patrimonio neto, calculados conforme al procedimiento general de actualización que se prevé en la sección IV.B.2. El ajuste seguramente negativo de esta cuenta pondrá en evidencia que:

  1. En ejercicios anteriores al del de comienzo o reinicio del ajuste se distribuyeron ganancias nominales que en realidad eran producto de la falta de ajuste de las cuentas componentes del patrimonio neto.
  2. Esa distribución se refleja en el saldo inicial de Resultados no asignados obtenido por diferencia.
  3. De ese modo, de ser éste negativo se restringirá la distribución de ganancias hasta recuperar las que habían sido asignadas sin contemplar su carácter de ficticias.
Generación de un nuevo saldo de impuesto diferido Las mediciones reexpresadas de activos y pasivos no monetarios no reconocidas a los fines del impuesto a las ganancias generarán un impuesto diferido calculado a la tasa vigente en los ejercicios en los que se producirá las reversiones de las diferencias temporarias que los produjeron. La aplicación de la base balance para la determinación del impuesto diferido da lugar al reconocimiento de estas diferencias. En el caso más probable, la reexpresión de activos no monetarios genera una mayor medición contable en relación a la impositiva si ésta solo reconoce las mediciones anteriores a la reexpresión, por lo que aplicando a esa diferencia la tasa que se espera regirá en los ejercicios de su reversión, surgirá un impuesto diferido pasivo.

Cuadro Nº 5 – Aspectos a contemplar como consecuencia de la aplicación de la primera etapa del proceso secuencial descripto en la sección IV.B.1 de la RT 6

Resumimos en un breve ejemplo los aspectos consignados en este cuadro, asumiendo que se trata de un ejercicio que finalizó el 30 de septiembre de 2017, dado que la fecha de cierre del ejercicio cuyos estados contables se reexpresarán concluyó el 30 de septiembre de 2018:

Rubros Saldos antes de la reexpresión Saldos reexpresados  a moneda de inicio ($i)
Parciales Totales Parciales Totales
Activo

Activos monetarios diversos

Mercaderías (a costo de reposición)

Instalaciones – Costo original

Depreciaciones acumuladas

Total del activo

Pasivo

Deudas diversas (todas monetarias)

Impuesto diferido

Total del pasivo

Patrimonio neto

Capital suscripto

Ajuste del capital

Capital reexpresado

Reserva  legal

Resultados no asignados

Total del patrimonio neto

 

 

 

150.000.-

-40.000.-

 

 

23.000.-

80.000.-

 

110.000.-

213.000.-

 

50.240.-

_______

50.240.-

 

100.000.-

-.-

-.-

11.760.-

51.000.-

162.760.-

 

 

 

210.000.-

-56.000.-

 

 

23.000.-

80.000.-

 

154.000.-

257.000.-

 

50.240.-

12.760.-

63.000.-

 

100.000.-

120.000.-

220.000.-

11.760.-

-37.760.-

194.000.-

 

En las mediciones practicadas en $i incluidas en las dos columnas finales se han empleado los siguientes criterios:

  1. Las mercaderías se encontraban medidas a valor corriente, manteniéndose por lo tanto esta medición. El resultado por tenencia en términos nominales que se determinó al cierre del ejercicio anterior no es necesario corregirlo dado que queda subsumido dentro del ajuste global que se practica al saldo a esa fecha de Resultados no asignados.
  2. A las instalaciones, cuya vida útil restante era a esa fecha de cinco ejercicios y su depreciación lineal, se les practicó el procedimiento de actualización previsto en la sección IV.B.2., obteniéndose las cifras de costo original y depreciaciones acumuladas en $i. que se indica en la columna final de la situación patrimonial:
  3. El impuesto diferido pasivo que se indica en la mencionada columna se determina sobre la diferencia entre la medición reexpresada de las instalaciones y la anterior a su actualización, considerando que esta última es la aceptada impositivamente. Su cálculo es el siguiente:
Ejerció iniciado el Diferencia temporaria Tasa aplicable Impuesto diferido pasivo
1º de octubre de 2017

1º de octubre de 2018

1º de octubre de 2019

1º de octubre de 2020

1º de octubre de 2021

Totales

8.800.-

8.800.-

8.800.-

8.800.-

8.800.-

44.000.-

35 %

30 %

30 %

25 %

25 %

3.080.-

2.640.-

2.640.-

2.200.-

2.200.-

12.760.-

Para las reexpresiones de las cuentas integrantes del patrimonio neto se ha procedido de conformidad a lo que disponía la RT 2, dado que como se expresará al considerar la sección IV.B.12, no existen precisiones en la RT 6 acerca de esas reexpresiones. Sobre esa base debe tenerse en cuenta que:

La cifra reexpresada del capital, separada en el valor original de éste y su ajuste de conformidad a disposiciones que surgen de la ley general de sociedades, surge de considerar como fecha de origen la de su efectiva integración en caso de diferir ésta de la de suscripción. En nuestro criterio correctamente, la RT 2 consideró que tomar como fecha de origen la de la suscripción actualizaría en exceso el capital, computando un período en el cual el ente no contó realmente con el capital que el modelo contable le exige mantener. Correlativamente, surgiría en ese período una pérdida por la exposición a la inflación generada por un crédito monetario inexistente desde el punto de vista económico dado que es contra los mismos propietarios de la entidad, aún cuando legalmente sea posible reconocerlo en función de las disposiciones del artículo 37 de la ley general de sociedades.[6]

La reserva legal, al igual que todas las ganancias reservadas, se mantiene a su valor original sin reexpresar, dado que no proviene de asignaciones de ganancias surgidas de estados contables en moneda homogénea.

Los resultados no asignados surgen, como indicáramos anteriormente, por diferencia. Su corrección neta constituye un AREA.

El saldo de esta cuenta en moneda de inicio es negativo por $ 37.760.- Se pone en evidencia de este modo la cuantía de las pérdidas acumuladas en moneda homogénea a esa fecha, originadas básicamente en la distribución de utilidades meramente ficticias o nominales durante los ejercicios en los que no se practicó la reexpresión integral de los estados contables. Ese importe constituye una restricción a la distribución de utilidades hasta que el mismo no haya sido absorbido por futuras ganancias.

Volveremos luego sobre los distintos componentes del patrimonio reexpresados tanto al inicio como al finalizar el ejercicio.

El asiento a contabilizar, previo al que reflejará los ajustes realizados en las tres etapas siguientes, es el siguiente:

Instalaciones (210.000 – 150.000)

Resultados no asignados (51.000 – – 37.760)

a Depreciación. acumuladas instalaciones (56.000 – 40.000)

a Impuesto diferido

a Ajuste del capital

60.000.-

88.760.-

 

 

 

16.000.-

12.760.-

120.000.-

 

2.1.2.2. Segunda etapa del proceso secuencial: Reexpresión de la situación patrimonial al cierre del período al que corresponde el ajuste

 Los aspectos destacables en esta etapa son los siguientes:

Cuestiones a considerar Análisis Comentarios adicionales
Partidas actualizables Se  identificaron en el Cuadro 5 para la situación patrimonial al inicio del ejercicio, pero ahora a partir de los saldos anteriores a la reexpresión que poseen al final del mismo.

Las cuentas integrantes del resultado del ejercicio son reexpresadas en la cuarta etapa del proceso secuencial.

Los activos y pasivos no monetarios medidos a su valor corriente deberán ahora reexpresarse a $c. sobre la base del importe que tenían antes de contabilizarse su resultado por tenencia en términos meramente nominales. Una vez reexpresada esa medición anterior, por diferencia con el valor corriente que se le había asignado anteriormente, surgirá el resultado por tenencia en términos reales.

De optarse por el esquema simplificado para preparar el estado de resultados, podrá mantenerse ese valor corriente sin realizar la desagregación que hemos indicado. En este caso el resultado por tenencia quedará subsumido en la cuenta global de recomposición a la que hacemos referencia a continuación.

Cálculo y composición del patrimonio neto Surge por diferencia entre los totales de activos y pasivos en $c. Al igual que en la primera etapa, todos sus componentes son calculados de acuerdo con —— procedimiento general de actualización, salvo resultados no asignados cuyo saldo es obtenido nuevamente por diferencia.

En esta etapa debe considerarse la composición de este último saldo al cierre del ejercicio, separando los dos elementos que se indican a continuación en la columna de la derecha:

1.     Los resultados no asignados anteriores al resultado del ejercicio, provenientes de:

a)    El saldo inicial en $i reexpresado a $c.

b)    Las asignaciones dispuestas en el ejercicio, las que a los fines de su ajuste deben considerarse expresadas en moneda del mes de la asamblea que las aprobó.

2.     El resultado del ejercicio, calculado por diferencia entre el saldo final obtenido antes por la diferencia indicada y el subtotal anterior.

Este método para determinar el resultado era el previsto por la RT 2 y en el marco de la RT 6 es útil para comprobar su coincidencia con el calculado por diferencia patrimonial en la tercera etapa de esta última RT.

Imputación de los ajustes realizados en esta etapa La contrapartida neta de todas las reexpresiones se imputará a RECPAM, cuenta integrante del resultado del ejercicio cuyas causas se detallarán en la aludida etapa. Se aplica así el método indirecto para el cálculo del RECPAM, sobre la base de la igualdad analizada en el punto 2.1.2. de este trabajo.

De optarse por el esquema simplificado para preparar el estado de resultados, la cuenta de recomposición a emplear es “Resultados financieros y por tenencia incluyendo el RECPAM”.

Efectos de esta imputación El empleo del método indirecto puede determinar un RECPAM erróneo si se ha incurrido en errores al reexpresar los rubros actualizables puesto que a causa de la igualdad en la que se basa el cálculo del RECPAM, automáticamente se trasladan a este resultado. El método directo, a través del cual se calcula el RECPAM por las causas que lo originan, es decir la desvalorización de activos y pasivos expuestos, permite advertir si se han cometido esos errores.
Generación de un nuevo saldo de impuesto diferido El saldo inicial de impuesto diferido se modificará por las reversiones producidas en el ejercicio y por el efecto fiscal de las nuevas diferencias producidas en el ejercicio por las mediciones reexpresadas de activos y pasivos no monetarios no reconocidas en el impuesto a las ganancias. Nuevamente es la aplicación de la base balance para la determinación del impuesto diferido la que da lugar al reconocimiento de estas diferencias.

Cuadro Nº 6 – Aspectos a contemplar como consecuencia de la aplicación de la segunda etapa del proceso secuencial descripto en la sección IV.B.1 de la RT 6

Siguiendo con el caso planteado para la primera etapa, y sintetizando esta segunda etapa a fin de no extender en demasía el trabajo, agregamos los siguientes supuestos:

  1. La inflación del ejercicio se elevó al 40 %.
  2. El patrimonio neto reexpresado alcanzó a $c 229.000.- Ya incluye el nuevo saldo de impuesto diferido luego de contabilizar los movimientos detallados en la última fila del cuadro Nº 6.
  3. El patrimonio neto sin ajustes alcanzaba a su vez $ 183.000.-
  4. El ente distribuyó el saldo positivo de resultados no asignados anterior a su reexpresión, dado que las decisiones en asamblea se tomaron sobre los estados contables sin ajustar presentados a tal fin. Por lo tanto, destinó el 5 % de $ 51.000.- a la reserva legal y el resto fue distribuido como dividendos en efectivo. Desde el mes de la asamblea hasta el de cierre del ejercicio inclusive, la inflación fue del 20 %.

Una vez reexpresados los activos y pasivos no monetarios, la composición del patrimonio neto obtenido por diferencia es la siguiente:

Componentes Saldos antes de

la reexpresión

Cálculo de a reexpresión Saldos en $c.
Capital suscripto

Ajuste del capital

Capital reexpresado

Reserva legal (11.760 + 51.000 X 5 %)

 

Resultados no asignados

Totales

100.000.-

-.-

-.-

11.760.-

 

51.760.-

162.760.-

 

 

$i 220.000 x 1,40

$i 11.760 x 1,40 +

$fa 2.550 x 1,20

Por diferencia

 

100.000.-

208.000.-

308.000.-

 

19.524.-

-98.524.

229.000.-

 

Cabe realizar las siguientes aclaraciones:

  1. En la columna “Saldos antes de la reexpresión” se incluyen los saldos en libros sin incluir ningún ajuste por inflación. No se tienen en cuenta por lo tanto los importes surgidos por la reexpresión al inicio del ejercicio, dado que éstas se practican retroactivamente al cierre del mismo como parte de las tareas inherentes a la aplicación de la RT 6.
  2. En esa misma columna, el saldo de los resultados no asignados corresponde solamente al resultado del ejercicio, dado que el saldo inicial antes de la reexpresión, tal como se informa en el punto 4., ha sido destinado por la asamblea en su totalidad.
  3. La simbología $fa refiere a cifras expresadas en moneda de la fecha de asamblea que aprobó las asignaciones de utilidades.

 

2.1.2.3. Tercera etapa del proceso secuencial: Cálculo del resultado en $c.

 El cálculo propuesto para obtener el resultado del período en moneda homogénea es el siguiente:

  1. Patrimonio neto ajustado al inicio reexpresado a $c + Aportes de los propietarios realizados en el ejercicio ajustados desde su fecha de integración (salvo la situación contemplada en nuestra nota Nº 6) – Retiros de los propietarios ajustados desde la fecha de la asamblea que los aprobó = Patrimonio neto ajustado al cierre del ejercicio antes de incorporar el resultado
  2. Patrimonio neto en $c obtenido en la etapa anterior –  Patrimonio neto ajustado al cierre del ejercicio antes de incorporar el resultado recién calculado = Resultado del ejercicio en moneda homogénea de cierre del mismo

Siguiendo con el mismo caso anterior, este resultado es el siguiente:

Conceptos Importes en $c
Patrimonio neto ajustado al inicio reexpresado a $c: $i194.000 x 1,40

Retiros de utilidades: Dividendos en efectivo: $fa. 48.450 x 1,20

Patrimonio neto ajustado al cierre del antes de incorporar el resultado

Patrimonio neto en $c obtenido en la etapa anterior

Resultado del ejercicio – Ganancia

271.600.-

-58.140.-

213.460.-

229.000.-

15.540.-

 

Puede comprobarse el resultado siguiendo los lineamientos que para su cálculo propuso la RT 2 a través de la evolución de la cuenta resultados no asignados:

Conceptos Importes en $c
Saldo ajustado al inicio reexpresado a $c: – $i 37.760  x 1,40

Asignación del saldo inicial antes de la reexpresión: $fa. 51.000 x 1,20

Resultados no asignados al cierre del antes de incorporar el resultado

Saldo final en $c obtenido en la etapa anterior

Resultado del ejercicio – Ganancia

– 52.864.-

– 61.200.-

– 114.064.-

– 98.524.-

15.540.-

 

2.1.2.4. Cuarta etapa del proceso secuencial: Determinación de las causas del resultado calculado en la etapa anterior

 Para el desarrollo de esta etapa existen dos alternativas, las que se describen a continuación: 

Componentes del resultado Cálculos de los importes en $c en el esquema depurado (Sección IV.B.8) Cálculos de lo importes en $c en el esquema simplificado Sección IV.B.9)
Ventas, costo de ventas y gastos en general Aplicación del procedimiento de actualización previsto en la sección IV.B.2 de la RT 6, con las alternativas en cuanto a la anticuación de partidas que se incluyen en la sección IV.B.4. Se aplica este mismo procedimiento.
Resultados financieros y por tenencia Deben calcularse en términos reales de acuerdo con los siguientes procedimientos:

  1. En los resultados financieros, a los resultados nominales devengados debe deducirse la desvalorización sufrida por los rubros que los generaron.
  2. En los resultados por tenencia, al valor corriente asignado a fecha de cierre, debe deducirse el valor en libros anterior reexpresado a $c.
Los respectivos resultados obtenidos en términos nominales son anulados dado que ellos quedarán subsumidos en la cuenta de recomposición que se obtiene por diferencia, tal como se indica a continuación.
RECPAM o Resultados financieros y por tenencia, incluyéndolo Se incorpora el RECPAM por diferencia como única cuenta faltante para completar el resultado del ejercicio. También por diferencia, se incorpora una cuenta de contenido global a la que se denomina “Resultados financieros y por tenencia, incluyendo el RECPAM”.

Cuadro Nº 7 – Esquemas aplicables en la cuarta etapa del proceso secuencial

 

3. Comprobación del RECPAM mediante el método directo

 Como se señalara anteriormente la obtención del RECPAM mediante el empleo del método indirecto para puede verse afectada por los errores que pudieran haberse cometido en el cálculo de la reexpresión de lo rubros actualizables. La verificación a través el empleo del método directo acerca de la validez del importe así determinado debería entonces ser practicada, más allá de ausencia de disposición alguna al respecto en la RT 6.

Exponemos entonces sintéticamente los pasos a seguir a ese fin:

 

3.1 Conceptos que integran el capital expuesto del que surge el RECPAM 

 

Rubros monetarios

 

Tratamiento que les corresponde a los efectos de   determinar del capital expuesto
Caja y bancos Todos los rubros expuestos se incluyen en la `posición mensual del capital expuesto por el saldo que arrojan al inicio del respectivo mes.
Créditos y deudas sin componentes financieros
Créditos y deudas con  componentes financieros Ni los créditos ni las deudas se incluyen en el capital expuesto porque ellos generan un resultado financiero en términos reales en cuyo cálculo ya se ha considerado la incidencia del RECPAM.

Ilustración Nº 8 – Composición del capital expuesto para el cálculo del RECPAM a través del método directo

 3.2 Procedimiento a desarrollar

  1. Se calcula el RECPAM del respectivo mes multiplicando el capital expuesto a su inicio por la inflación del mismo.
  2. Se reexpresa a $c del RECPAM de ese mes obtenido en el paso anterior.
  3. Se calcula del RECPAM total del período sumando algebraicamente los RECPAM de cada mes reexpresados conforme se indica en el paso anterior.

 

Considérese el siguiente ejemplo:

Mes Capital expuesto al inicio del mes (activos monetarios-pasivos monetarios) Tasa de inflación del mes RECPAM

del mes

en $o.

Coeficiente a moneda de cierre RECPAM del mes en $c.
Mayo de XX + 100.000.- 2 % – 2.000.- 1,15 –          2.300.-

Repitiendo el procedimiento para cada mes del período abarcado se determina el RECPAM del ejercicio. Dado que ambos métodos son independientes entre sí, puede haber alguna diferencia no significativa entre el RECPAM que cada uno de ellos ha determinado. A los fines de la contabilización, obviamente debe considerarse el obtenido por el método indirecto,  dado que es el que ha surgido de registrar las reexpresiones de los rubros actualizables.

Es importante destacar que esta comprobación solo es viable cuando se ha empleado el esquema depurado previsto en la sección IV.B.8 para el cálculo del RECAPM, El esquema simplificado al subsumir el RECPAM junto con lo resultados financieros y por tenencia impide toda posibilidad de verificación.

Tampoco puede realizarse ésta cuando se utilizan períodos disímiles para el agrupamiento de partidas en uso de la opción prevista en la sección IV.B.4. En efecto, si por ejemplo para las cuentas de resultados los agrupamientos son por períodos mayores al mensual y para las patrimoniales éste es el período adoptado para establecer sus fechas de origen, se introduce un desequilibrio que impide la comprobación del RECPAM aun cuando se haya utilizado el esquema depurado.

 

4. Reexpresión del estado de evolución del patrimonio neto

No existen en la RT 6 disposiciones acerca de la preparación y presentación de este estado. No obstante, debe considerarse que la totalidad de sus cifras deben encontrarse expresada en $c con la sola excepción del capital suscripto, afectado en tal sentido por razones legales.

Sobre la base entonces de esta premisa, es posible elaborar el siguiente estado de evolución del patrimonio neto que corresponde al caso que hemos venido proponiendo en apartados anteriores:

Conceptos Capital

social

Ajuste del

capital

Total aportes

de los

propietarios

Ganancias reservadas Resultados

no

asignados

Total
Reserva

legal

Saldos iniciales

Distribución utilidades:

a Rva. legal (2.550×1,20)

a Dividendos

Ganancia del ejercicio

Saldos finales

100.000

 

 

 

 

100.000

208.000

 

 

 

 

208.000

308.000

 

 

 

 

308.000

16.464

 

3.060

 

 

19.524

-52.864

 

-3.060

-58.140

15.540

-98.524

271.600

 

-.-

-58.140

15.540

229.000

 

Los saldos iniciales en $i. han sido reexpresados a $c multiplicándolos por el coeficiente 1,40, descriptivo de la inflación habida en el ejercicio.

 

5. Reexpresión del estado de flujo de efectivo

5.1. Exposición en $c

Al igual que en los restantes estados contables, también en el EFE la totalidad de las cifras deben exponerse en moneda homogénea de FCE. Así:

  1. La variación neta del efectivo surgirá de comparar el saldo inicial del efectivo en $i reexpresado a $c con su saldo final ya expresado en $c
  2. Las causas también se expondrán enteramente en $c.

 

5.2. Obtención del RECPAM que incide en el efectivo

A partir de la premisa señalada en el apartado anterior se presentan algunas situaciones relacionadas con un flujo de particular relevancia cuando se prepara este estado en $c. Nos referimos al RECPAM proveniente del mismo efectivo, cuya forma de determinarlo dependerá de los métodos que se hayan empleado por un lado para la preparación del EFE y por el otro para la determinación del RECPAM.

Se pueden presentar al respecto las siguientes situaciones:

Método aplicado para informar en el EFE las causas de las variaciones originadas en las

actividades

operativas

Esquema adoptado para la reexpresión del estado de resultados  

 

Procedimiento aplicable para la obtención del RECPAM del efectivo

Directo Depurado Se obtiene el RECPAM del efectivo según comprobación a través del capital expuesto
Directo Simplificado Se obtiene el RECPAM del efectivo por diferencia como última cifra del EFE
Indirecto Depurado Se obtiene el RECPAM que no es del efectivo según comprobación a través del capital expuesto, con el fin de eliminarlo
Indirecto Simplificado Se obtiene el RECPAM que no es del efectivo por diferencia como última cifra del EFE, también con el fin de eliminarlo.

Cuadro Nº 8 – Obtención del RECPAM que incide en el efectivo

 

6. La Resolución 539/18 de la Junta de Gobierno de la FACPCE

 Como lo recordáramos al inicio de este artículo, la Junta de Gobierno de la FACPCE emitió esta Resolución en la que se establecen algunas pautas y también algunas alternativas tendientes a simplificar la aplicación del método de reexpresión de estados contables. Resumimos seguidamente los aspectos más destacables de su contenido.

 

6.1 Primera parte

 De esta parte resolutiva destacamos los siguientes aspectos:

Art. Contenido Comentarios
Establece que la reexpresión es obligatoria para ejercicios anuales y para períodos intermedios cuyos cierres se produzcan a partir del 1º de julio de 2018. Los estados contables cuyas fechas de cierre se ubiquen desde el 1º/2/2018 hasta el 30/6/2018 no deben ajustarse. La aclaración final excluye la posibilidad que el emisor opte por realizar la presentación en moneda homogénea en fechas de cierre ubicadas en el lapso indicado,  aún cuando la inflación acumulada en él alcanzó la pauta cuantitativa prevista en la sección 3.1. de la RT 17
Modifica la respuesta a la pregunta 1 de la Interpretación 3, asignando el carácter de diferencia temporaria pasiva a la que se origine entre el valor ajustado por inflación de los bienes de uso y el valor fiscal, base para el impuesto a las ganancias. La modificación otorga el carácter de temporaria a esa diferencia, excluyendo la alternativa existente de no considerarla, es decir asignarle el carácter de permanente.
Elimina los párrafo 6, 7, 8 y 9 de la Interpretación Nº 3 Conforme a la obligatoriedad establecida en el artículo 3º, se eliminan las preguntas 6 y 8 y sus respectivas respuestas, en las que se analizaba la opción de no considerarla temporaria
Modifica la sección IV.B.5 de la RT 6, reemplazando la serie de índices a emplear en la reexpresión basada en el IPIM por otra que combina este índice y el de costo de vida, la que elaborará la propia FACPCE. Desde que se emitió la RT 2, primera norma sobre el tema, se utilizaron los índices de precios mayoristas publicados por el INDEC, teniendo en cuenta que los entes emisores de estados contables adquieren sus insumos por mayor, por  lo que la serie basada en esos precios es la más representativa para ellos. No compartimos por lo tanto el cambio realizado.

Cuadro Nº 9 – Aspectos más importantes de la parte resolutiva de la Resolución JG 539/18

 

6.2. Segunda parte

 En la parte normativa se destacan las siguientes disposiciones:

 

6.2.1. Introducción

En ella:

  1. Reitera la aplicación obligatoria de la RT 6 para ejercicios anuales o períodos intermedios finalizados a partir del 1º de julio de 2018, como asimismo la prohibición de aplicarla en ejercicios terminados hasta el 30 de junio de este año. En este caso no circunscribe la prohibición al lapso mencionado en el artículo 2º de la parte resolutiva, lo que es sin dudas más claro y razonable.
  2. Justifica la posibilidad de postergar esa aplicación para los primeros cierres involucrados en la norma, como asimismo la de utilizar algunas alternativas que simplificarán esa aplicación, agregando que el uso de estas opciones no modificarán los objetivos perseguidos, es decir presentar estados contables expresados de acuerdo con el procedimiento establecido por la RT 6.

En el párrafo final de esta Introducción se dispone que estas opciones son elegibles en el primer ejercicio de esta nueva aplicación del ajuste por inflación.

 

6.2.2. Normas generales

Se incluye como única norma general la opción de postergar por un ejercicio anual o período intermedio los estados contables que correspondan  a fechas de cierre entre el 1º de julio y el 30 de diciembre de 2018. Es decir que esta opción no alcanzará a las fechas de cierre que se produzcan desde el 31 de diciembre de dicho año en adelante.

 

6.2.3. Normas particulares

Las normas a las que se les asigna este carácter son las siguientes:

 

6.2.3.1. Opciones tendientes a simplificar la aplicación del ajuste

Opciones Descripción Comentarios
Adicionales

a las existentes en la RT 6

No calcular el patrimonio neto ajustado al inicio del ejercicio comparativo (el destacado es nuestro) La opción no afecta al desarrollo del proceso secuencial de la RT 6. En efecto, el patrimonio neto y su composición deben calcularse en moneda de inicio del ejercicio en el que comienzan o se reanudan los ajustes, la opción refiere solo al patrimonio neto al inicio de este ejercicio anterior.

De utilizarse esta, la información comparativa a presentar en el ejercicio del ajuste se limita a la correspondiente al estado de situación patrimonial.

 

Para los bienes de uso para los que al inicio del ejercicio anterior al del ajuste (la Resolución expresa “al comienzo del año comparativo”) no se cuente con registros detallados de su fecha de adquisición se podrá utilizar un valor proveniente de una evaluación profesional que servirá como base para su reexpresión

Limitado por lo tanto a bienes de uso incorporados hasta dos ejercicios antes al de la realización del nuevo ajuste.

Interpretamos que el valor proveniente de una evaluación profesional será utilizado para la medición al inicio del ejercicio en el que practica el ajuste, es decir en la primera etapa del proceso secuencial dado que:

  1. A esa fecha es posible la asignación de un valor corriente no surgido de una reexpresión por índices, tal como la comentamos en este trabajo.
  2. De no aplicarse a esa fecha, y este es el argumento más importante, el ajuste de la situación inicial quedaría incompleto.
Los activos con fecha de origen anterior a la de la última reexpresión, es decir febrero o septiembre de 2003, se podrán reexpresar tomando como base las cifras actualizadas que se obtuvieron a esa fecha. Consideramos que ésta no es una opción sino el procedimiento para su reexpresión que necesariamente debe aplicarse en estos casos, por lo que reemplazaríamos la expresión “podrán” por “deberán” y no la incluiríamos entre las opciones.
Información complementaria requerida por la Interpretación Nº 2 Refiere a la presentación de las actividades operativas en el EFE por el método indirecto y el empleo del esquema simplificado para preparar el estado de resultados en $c, situación a la que nos hemos referido en la última fila del Cuadro Nº 8. En estos casos, el inciso (b) del párrafo 6 de la Interpretación 2 permite a los entes pequeños no identificar el importe de los resultados financieros y por tenencia generados por el propio efectivo o sus equivalentes que constituyen causas de la variación. La Resolución extiende esta posibilidad a todos los entes.

Por nuestra parte reiteramos que la posibilidad de determinarlo por diferencia que proponemos en ese cuadro es una alternativa viable.

Aplicación del método del impuesto diferido para las diferencias temporarias surgidas de la reexpresión Extiende la aplicación de este método de acuerdo con las pautas previstas para los entes medianos por la tercera parte de la RT 41 también a los entes que deben aplicar la RT 17.

De todos modos, esta opción es de poca relevancia en la práctica, dado que las posibilidades que para esos entes se prevén en la RT 41 refieren a situaciones muy puntuales y circunscriptas en la mayoría de ellas a la actividad agropecuaria.

Ya incluidas

en ella

Es posible descomponer el saldo de las cuentas en períodos mayores al mes. Esta posibilidad está contemplada en la sección IV.B.4 y a ella nos hemos referido en el párrafo final del apartado 3.2 de este trabajo.
Se podrán presentar los resultados financieros y por tenencia incluyendo el RECPAM en una sola línea Se trata del esquema simplificado contemplado en la sección IV.B.9 al que nos hemos referido en este trabajo

Cuadro Nº 10 – Opciones incluidas como normas particulares en la Resolución JG 539/18

 

6.2.3.2. Información complementaria a presentar

También entre las normas particulares se requiere la presentación de notas referidas a las situaciones que resumimos a continuación:

  1. Las simplificaciones realizadas y sus efectos en la información que se brinda.
  2. En el caso de estados contables de períodos o ejercicios finalizados hasta el 30 de junio de 2018 y que se aprueben para su publicación luego de la fecha de esta Resolución, se informará la existencia de un contexto de alta inflación aún no contemplada, la aplicación de la RT 6 en el ejercicio o período siguiente y los efectos esperados de esta aplicación.
  3. Si se ha postergado la realización del ajuste en cierres producidos entre el 1º de julio y el 30 de diciembre de 2018, se dejará constancia de la opción adoptada, los impactos cualitativos que producirá la futura aplicación y  en forma optativa, podrá agregarse información resumida ajustada por inflación.

Respecto a este último punto, nos surgen dos comentarios:

  1. La información de los impactos debería ser cuantitativa y no cualitativa, basándose a tal fin en la inflación acumulada ya conocida, la que deberá considerarse en su totalidad en los futuros estados contables.
  2. La opción de presentar cifras resumidas ajustadas por inflación seguramente no estará al alcance de aquellos emisores que precisamente por no contar aún con la posibilidad de realizar el trabajo integral de reexpresión han decidido postergarlo hasta el ejercicio o período contable siguiente.

 

6.2.3.3. Opción para entes pequeños relacionada con la presentación del EFE

 Los entes pequeños alcanzados por las normas de la RT 41 podrán presentar en relación al EFE información limitada a la variación neta en $c del efectivo y su equivalentes y los totales de las causas de esa variación, es decir las derivadas de actividades operativas, de inversión y de financiación.

Creemos que una información más completa y no mucho más complicada de obtener sería la de describir la composición en $c de las dos últimas causas y obtener por diferencia las que provienen de las actividades operativas.

No obstante, reiteramos que los procedimientos propuestos en el cuadro Nº 8, en los que el RECPAM que impactó en el efectivo y sus equivalentes es la única cuenta que surge por diferencia, tampoco serían de complicado desarrollo y brindarían una información integral acerca de este estado en $c.

 

6.2.3.4. Articulación entre las normas de remedición de activos prevista en la RT 48 y el ajuste por inflación

Finalmente, la Resolución se refiere a la interrelación que puede presentarse entre el ajuste integral por inflación y procedimiento de remedición de activos aplicable por única vez y que se encuentra en período de vigencia.  Propone al respecto:

  1. Utilizar los importes obtenidos mediante esa remedición como base de las reexpresiones a practicar en el marco de la RT 6, o bien
  2. Eliminar esos importes y reexpresar a partir de las mediciones anteriores.

Interpretamos que en el caso de la primera opción se mantendrá el saldo por remedición surgido de la aplicación de la RT 48 y el mismo será luego susceptible de actualización al igual que el resto de las cuentas del patrimonio neto. En la segunda alternativa en cambio, ese saldo se eliminará como contrapartida de la anulación de los mayores valores surgidos de las remediciones.

 

 7. Una importante cuestión pendiente de definición

La forma de presentación de los estados contables ajustados por inflación es un aspecto que ha quedado aún sin definir por parte de la Resolución 539/18. La cuestión se encuentra condicionada por la subsistencia de la vigencia del decreto 664/03 que instruyó a los organismos nacionales de control a no aceptar estados contables donde se reconocieran los efectos de la inflación.

La cuestión es trascendente si se tiene en cuenta que de ella deriva el carácter de legales o no que se asigne a dichos estados contables.

 

[1] Se ha interpretado que esta expresión quiso significar moneda homogénea,

[2] Esta expresión amplia referida en la RT 6 abarca tanto a los fenómenos de inflación como de deflación. En este artículo nos referiremos únicamente al primero de ellos, por lo que asimilaremos el RECPAM  exclusivamente al resultado por exposición a la inflación, conocido por la sigla de REI.

[3] Resolución Técnica Nº 2, “Indexación de estados contables”, FACPCE, Buenos Aires, año 1977, sección 2.7., 3º párrafo.

[4] Ibidem, sección 2.7., 5º párrafo.

[5] López Santiso, Horacio, Panaggi, Luis y Luppi, Hugo: “Fluctuaciones monetarias y estados contables”, Ediciones Macchi S.A., Buenos Aires, año 1969, páginas 149 a 153.

 

[6] Este razonamiento puede modificarse en el caso de las sociedades anónimas abiertas, en las que por el período que transcurre entre la fecha de suscripción y el de efectiva integración el ente posee un crédito efectivamente realizable. Por lo tanto, el mismo se encuentra expuesto a los cambios en el poder adquisitivo de la moneda que se produzcan durante ese lapso. Por ende, correspondería en estos casos considerar como fecha de origen del capital la de su suscripción, con lo que mediante su reexpresión se contemplará también el RECPAM por el período abarcado desde la suscripción hasta la integración.