Por José Luis Ceteri (26/11/2018)
  1. Padrón Federal de Contribuyentes.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) acordó con las provincias la creación de un “Padrón Federal” que facilitará importantes trámites a los contribuyentes. El registro único de contribuyentes unificará el empadronamiento en un solo lugar, a través del sitio Web de la AFIP con clave fiscal.  Así, los fiscos adheridos compartirán los datos de los contribuyentes en todo el país. El nuevo registro evitará las inscripciones múltiples y permitirá un tratamiento ordenado de las altas, bajas, cambios de jurisdicción y de régimen. Así como cualquier otra novedad de los contribuyentes, que podrán realizar estas gestiones de forma más simple. Este convenio alcanzará a los contribuyentes locales del Impuesto sobre los Ingresos Brutos y a aquellos que tributen bajo el régimen del Convenio Multilateral de las jurisdicciones que se adhieran. Su implementación se concretará el año próximo en conjunto con la Comisión Arbitral del Convenio Multilateral, a la cual están adheridas todas las provincias argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Durante el acto de suscripción del acuerdo, el administrador federal, Leandro Cuccioli, compartió una mesa de trabajo con representantes provinciales, municipales y funcionarios de: la Comisión Arbitral, el Centro de Administraciones Tributarias Subnacionales CEATs y de la Secretaría de Simplificación del Ministerio de Producción. Además, se trataron temas vinculados al Monotributo Unificado, el Sistema de Oficios Judiciales SOJ, la adopción de la figura de la “dación en pago” por parte de las provincias y la capacitación que la AFIP ofrece al resto de los fiscos en el marco de las acciones comunes que desarrollan los fiscos.

 

  1. Presentación Única de Balances. RG 4337 AFIP.

Es un nuevo servicio que estará disponible con clave fiscal destinado para que los contribuyentes puedan compartir con terceros los estados contables que fueron presentados ante la Administración Federal. Para tal caso el titular de los estados contables deberá contar con clave fiscal para acceder al servicio y habilitar el acceso al tercero que se designe, pudiendo ser una persona humana o jurídica. El titular deberá seleccionar la opción “Compartir”, completar los datos identificatorios del sujeto designado y del período fiscal a compartir. Una vez que el titular haya manifestado su voluntad de compartir sus estados contables con un tercero, serán remitidos al Domicilio Fiscal del sujeto que haya sido designado. Lo dispuesto en esta Resolución General entra en vigencia el día 3 de diciembre de 2018.

 

  1. Sectores Textil y Calzado reducción de aportes seguridad social. Decreto 1067.

El artículo 167 de la Ley 27.430 se sustituyó el artículo 4° del Decreto  814/2001 del 20 de junio de 2001 y sus modificaciones y se estableció una detracción mensual en el cálculo de las contribuciones patronales por cada uno de los trabajadores, por un importe de $12.000, en concepto de remuneración bruta, que se actualizará sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministre el Instituto Nacional de Estadística y Censos. A efectos de calcular la magnitud de la mencionada detracción, se aplicarán sobre el monto mencionado los porcentajes establecidos en dicho artículo, partiendo de un 20 %, hasta el día 31 de diciembre de 2018, hasta llegar al 100 % a partir del día 1º de enero de 2022. El segundo párrafo del mismo inciso, se faculta al PODER EJECUTIVO NACIONAL a establecer que la detracción se aplique en su totalidad con anterioridad a las fechas indicadas en él cuando la situación económica de un determinado o determinados sectores de la economía así lo aconsejare. Los Sectores Textil, de Confección, de Calzado y de Marroquinería atraviesan una situación económica financiera crítica, que obstaculiza el debido cumplimiento de las obligaciones impositivas y de la seguridad social. En ese marco y en uso de las facultades conferidas por el artículo 173 de la Ley  27.430, resulta necesario establecer que la detracción prevista en el artículo 4° del Decreto  814/01 se aplique en su totalidad para las contribuciones devengadas a partir del día 1° de noviembre de 2018 y hasta el 31 de diciembre de 2019, ambas fechas inclusive para los Sectores Textil, de Confección, de Calzado y de Marroquinería.

Además, se invita a las Provincias y a la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES a promover una rebaja de los tributos que graven a los Sectores Textil, de Confección, de Calzado y de Marroquinería.

 

  1. Qué costos tributarios afrontan las importaciones de servicios.

En los casos en que se importen servicios desde el exterior no existe aduana que retenga impuestos, pero esto no quiere decir que los importadores no tengan obligaciones y costos tributarios que se disparan en el momento de prestarse el servicio. En la actualidad se incrementa el intercambio de servicios y en muchos casos se proporcionan virtualmente, por ese motivo es necesario revisar las normas tributarias, que quizás en algunos casos no se encuentran muy actualizadas. Desde 1999, está vigente la Resolución de AFIP 549, la que establece  que los importadores, en la medida que se encuentren inscriptos en Impuesto al Valor Agregado deben ingresar el 21 % dentro de los 10 días hábiles siguientes a la generación del hecho imponible, que en este caso se produce al concluir la prestación del servicio. Otro requisito que exige la ley de IVA, es que esa prestación luego tendría que estar vinculada con actividades que se encuentran gravadas en el mismo tributo. Por ejemplo, si se importa el servicio de asesoramiento para el diseño de un libro, esta operación no tendría que pagar el IVA de importación porque la actividad a la que se encuentra vinculado es exenta. El ingreso del tributo puede efectuarlo el propio contribuyente que importa el servicio o la entidad financiera que interviene en la operación. El impuesto abonado posteriormente puede computarse en la declaración jurada del período siguiente al que se produjo la importación y constituye un crédito fiscal técnico del IVA. La obligación nace, como se dijo antes, en la medida que  se cumplan dos condiciones: 1) que el prestatario se encuentre inscripto en el IVA y 2) siempre que el servicio esté alcanzado por el impuesto. De no ser así, habrá que ingresar el IVA proporcional destinado a la actividad gravada. A pesar que tenga un efecto fiscal neutro, ya que se ingresa el IVA como pago a cuenta y luego en el mes siguiente se computa lo pagado como crédito, existe la diferencia de un mes entre ambas operaciones. Por ese motivo, en general los planes de facilidades de pago que aprueba la AFIP permiten incluir los intereses originados por no haber ingresado y computado luego el importe del crédito fiscal de estas operaciones.

En cuanto al Impuesto a las Ganancias, el artículo 12 de la ley establece que se consideran ganancias de fuente argentina los honorarios u otras remuneraciones originados por asesoramiento técnico, financiero o de otra índole que fue prestado desde el exterior. De esta manera, por la importación de esos servicios nace la obligación de actuar como agente de retención del impuesto, sobre los que se definen como “beneficiarios del exterior”. Según la ley del Impuesto a las ganancias las personas no residentes tienen que tributar exclusivamente por sus ganancias de fuente argentina, de acuerdo con el criterio de beneficiario del exterior. Corresponde que quien pague retenga e ingrese a la AFIP, con carácter de pago único y definitivo, el 35% de tales beneficios, que se determinan en forma presunta. El importe de la retención lo puede ingresar a la AFIP directamente el contribuyente o lo puede hacer el Banco que interviene.  Lógicamente, si el pago no constituye una renta, por ejemplo si se abona el capital de un préstamo, no debe realizarse retención alguna. Si por una cuestión comercial al residente del país que paga le conviene absorber el tributo que le correspondería pagar al que se encuentra en el exterior, está la posibilidad que se aplique la fórmula de acrecentamiento (1/1-Tasa Efectiva).

La alícuota del impuesto, del 35%, tiene que aplicarse sobre el porcentaje de presunción de renta que se calcula sobre el pago, en función de la actividad. Por otro lado, previamente a realizar la retención debe verificarse si existe vigente un convenio para evitar la doble imposición. Los convenios vigentes se pueden consultar en la página Web de la AFIP.

 

  1. Régimen de Pago a Cuenta del Impuesto Sobre Los Ingresos Brutos respecto a los productos o mercaderías que ingresen a la Provincia de Misiones.

Por la RG 56/07 se establece un Régimen de Pago a Cuenta de los Anticipos del Impuesto Sobre Los Ingresos Brutos respecto a los productos o mercaderías que ingresen a la Provincia de Misiones, por cualquier medio, para su compraventa, o remisiones entre fábricas o sucursales, o entregas en depósito o en consignación así como con relación a la prestación del servicio de transporte de cargas con origen en esta provincia.-

Están alcanzados las personas físicas y/o jurídicas y demás entes a los cuales el Código Fiscal les atribuye el hecho imponible y que transporten por sí o por intermedio de terceros productos y/o mercaderías cuyo destino sea la comercialización, incluidos aquellos contribuyentes que presten servicios de transporte de cargas con origen en la Provincia de Misiones. Se debe abonar el Anticipo del Impuesto Sobre los Ingresos Brutos por toda introducción por cualquier medio de transporte y a cualquier título de:

1) productos y/o mercaderías en general, y;
2) por la prestación del servicio de flete con origen de la carga en jurisdicción Misiones.

La base de cálculo del pago a cuenta será el valor consignado en la factura o documento equivalente, siempre que dicho valor no resulte notoriamente inferior al importe de referencia establecido o, subsidiariamente, al valor corriente en plaza a esa fecha, es decir al precio comprador mayorista.
Cuando el transportista no posea la documentación de respaldo exigida por la Dirección General de Rentas o cuando en la misma no se consigne valor de las mercaderías transportadas, se aplicará el valor de referencia o el corriente en plaza.
El pago a cuenta se abonará en todos los casos, esté inscripto o no el sujeto pasivo.

Base de Cálculo de la Prestación del Servicio de Transporte de Cargas

En el caso del servicio de transporte de cargas con origen en Misiones, la base de cálculo será el valor del servicio que surja de la factura o documento equivalente, siempre que dicho valor no resulte notoriamente inferior al de referencia o subsidiariamente el valor corriente en plaza a la fecha del ingreso de la carga.
Determinación del Importe del Anticipo a Ingresar:

La suma a ingresar será la resultante de aplicar a la base determinada las siguientes alícuotas:

  1. a) Contribuyentes de Convenio Multilateral inscriptos ante esta Dirección con domicilio fiscal en otras jurisdicciones: el 2,38% del importe bruto de la operación.
    b) Contribuyentes jurisdiccionales inscriptos ante esta Dirección: el 2,38% del importe bruto de la operación. c) Sujetos No Inscriptos: el 3,40 %, salvo que se trate de sujetos alcanzados por la alícuota del 2,50% (dos con cincuenta centésimos por ciento).-

Del monto de la operación podrá deducirse el I.V.A., siempre que el pago del anticipo deba practicarse por un responsable de derecho del gravamen inscripto como tal.
A efecto de realizar la detracción el sujeto pasible deberá aportar copia simple de su categorización como Responsable Inscripto en el gravamen.

El anticipo deberá ingresarse mediante la utilización del formulario SR 341 mediante depósito en el Banco Macro S.A. o en la entidad que en el futuro actúe como agente financiero de la Provincia, de cualquier sucursal del país o bien en el Puesto de Control que posee o establezca la Dirección en cada punto estratégico de la Provincia. EL formulario SR.341 podrá obtenerse en las oficinas o delegaciones que posee la Dirección en la Provincia de Misiones o en la Capital Federal o en la página “Web” del Organismo (http:/www.misiones.gov.ar. o www.dgr.misiones.gov.ar), salvo que el pago se realice en el Puesto de Control, en cuyo caso dicho formulario será provisto por el funcionario que se desempeñe en el lugar al momento de efectuarse el control rutinario.

El importe de los anticipos tendrá para los contribuyentes o responsables, el carácter de pago a cuenta, correspondiendo sea computado en el anticipo mensual del período en el cual se haya efectuado el pago de los mismos.

Quedan excluidos de este régimen de anticipos las operaciones con sujetos beneficiarios de exenciones objetivas o subjetivas y desgravaciones del Impuesto sobre los Ingresos Brutos y las cargas cuyo destino no sea comercial.
La exclusión deberá ser acreditada con fotocopia simple de la Constancia extendida por la Dirección General de Rentas u otro elemento probatorio suficiente.
Documentación a Presentar en el Puesto de Control:

a)Documentación relativa al medio de transporte, al propietario del mismo y a la persona que realiza el mismo;
b) Factura, remito, carta de porte u otra documentación que corresponda conforme al régimen de emisión de comprobantes y traslado de mercaderías establecido por la AFIP-DGI, mediante Resolución General 1415, complementarias, modificatorias o sustitutivas;
c) Documentación correspondiente al servicio de flete;
d) Ticket de balanza o comprobante similar cuando se trate de productos cuyo transporte se mide en función del peso de la carga;
e) Otra documentación que pueda corresponder según los casos que se presenten, vinculada a la identificación de los datos completos del sujeto responsable -remitente, vendedor, etc.-, del medio de transporte de la carga, del destinatario, actos u operaciones relacionados a los hechos imponibles, etc.