Fuente: http://www.parlamentario.com/noticia-109541.html

Durante un breve, pero polémico plenario, las comisiones de Asuntos Administrativos y Municipales y de Economías Regionales, Economía Social y MicroPyMEs del Senado firmaron el dictamen de uno de los tres proyectos de ley que reemplazan al mega DNU de desburocratización y simplificación del Estado.

Se trata del referido al “Desarrollo Productivo”, el cual fue defendido por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, en una participación que duró alrededor de 15 minutos. Pero el revuelo se produjo cuando el presidente Asuntos Administrativos, el radical Julio Martínez, pasó el despacho a la firma.

La senadora Nancy González (FpV-PJ) pidió la palabra y reclamó que no había quórum en ese momento “para pasar el dictamen a la firma”, ni tampoco lo había habido al comienzo de la reunión. Martínez respondió entonces que sí hubo quórum en el arranque, le recordó que en la Comisión de Economías Regionales “hubo sustitución” de senadores y que también habían estado las kirchneristas “(Ana) Almirón y (María de los Ángeles) Sacnun”.

Sin embargo, González enfatizó que sus pares “no” se habían quedado y, mientras reclamaba efusiva, Martínez y legisladores del oficialismo comenzaron a firmar el dictamen, lo que despertó la furia de la chubutense, que comenzó a los gritos: “¡No puede hacer circular el dictamen, no sea desprolijo por favor, respetemos la casa de las leyes!”. En ese instante, Cabrera se retiraba con su equipo técnico.

Tomó entonces el micrófono el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, intentando calmar los ánimos. “Históricamente en cada comisión desde que se da el quórum se habilita el tratamiento”, expresó. En tanto, González reclamaba a la salteña Cristina Fiore Viñuales, titular de Economías Regionales, que “no” sea “cómplice de la chanchada que quiere hacer esta gente”.

“Este plenario se inició con quórum, si no se completó el quórum va a ser conocido y lo veremos en la versión taquigráfica”, dijo Naidenoff, que agregó: “Con cariño”. “¡Usted es un mal educado!”, estalló González, que además solicitó “que conste que en Economías tiene ocho firmas, que no vengan a aparecer más tarde nueve”.

Fiore Viñuales dijo entonces que se haría “una nueva convocatoria de la comisión faltante”, pero la radical Silvia Elías de Pérez propuso pasar a un cuarto intermedio. Luego de ese breve tiempo, Economías Regionales consiguió la firma del senador faltante y, así, el oficialismo se alzó con el primer despacho, acompañado por el peronismo no K.