Las plataformas abiertas son una oportunidad para que la industria financiera muestre la innovación, la facilidad de uso y la flexibilidad que los consumidores exigen.

Estamos viviendo una época en la que una idea puede pasar del papel a la realidad en un instante, convirtiéndose casi de la noche a la “nueva normalidad”. La gente solía identificar a “Xerox” con el procesamiento de documentos, ahora Amazon es el nuevo centro de compras y Uber es la fuerza disruptiva que ha cambiado la cara del transporte público. Si bien es difícil predecir cuál será el futuro de los servicios financieros de acá a una década, el sector continuará impulsado por tecnologías de vanguardia como las plataformas abiertas (Open Platforms) o la interfaz de programación de aplicaciones abiertas (API).

Hace tres años, Gartner predijo que para 2016, el 75 por ciento de los 50 principales bancos del mundo abriría su API y el 25 por ciento de estos tendrían tiendas de aplicaciones para los clientes. Hoy en día, adoptar una estrategia de plataforma abierta se ha vuelto crucial para un cambio fundamental en el panorama de la industria financiera.

Una plataforma abierta es un modelo de negocio plug-and-play que permite que múltiples participantes, incluidos productores y consumidores, se conecten e interactúen entre sí, y creen valor beneficioso para todas las partes interesadas. Una característica clave de una plataforma bien diseñada es que puede programarse a través de API y es consistente en operaciones comunes como autenticación, autorización, modelos de datos y titularidad.

Un ejemplo de una plataforma abierta robusta es Salesforce, la compañía estadounidense de computación en la nube, que tiene software, contenido, desarrolladores de terceros y un ecosistema completo de desarrolladores de aplicaciones. Permite a los usuarios realizar funciones clave e integrar sus propios datos de ventas con los de otros datos de terceros potenciales. Una vez que haya integrado Salesforce en una organización, es potente, escalable y difícil de reemplazar. Es imperativo que las compañías de servicios financieros sigan el ejemplo e innoven adoptando plataformas abiertas.

Pero, ¿cómo pueden las plataformas abiertas impulsar la innovación efectiva en los servicios financieros? Aquí hay una lista de sus beneficios:

Innovación

La demanda de los clientes ha provocado diversas interrupciones en el espacio minorista, lo que a su vez ha conducido a una gran cantidad de aplicaciones digitales y móviles que son bastante intuitivas y pueden etiquetar inteligentemente personas, lugares, eventos y atender diversos servicios financieros, incluidos la banca y la administración de la riqueza. La idea de una Plataforma Abierta basada en API es hacer que este contenido y análisis estén disponibles a través de canales digitales y portales internos, y luego vincular Big Data para ofrecer ideas para una toma de decisiones eficaz y eficiente.

Ecosistema colaborativo

La participación de una amplia gama de jugadores que crean aplicaciones (en lugar de solo proporcionar datos brutos) estimula la innovación. Si bien los proveedores de datos pueden seguir ofreciendo información y contenido de la industria líder, las plataformas abiertas les permiten a los clientes, a terceros y a FinTechs crear nuevas aplicaciones transformadoras que brinden a los clientes mejores opciones. Estas aplicaciones mejoran significativamente sus habilidades de toma de decisiones.

Confianza

A medida que la innovación prospera en las plataformas abiertas, existe una necesidad subyacente de datos confiables, infraestructura escalable y canales de comercialización y distribución de gran alcance. La tienda de aplicaciones de Apple, por poner un ejemplo, impone restricciones estrictas a los desarrolladores, lo que garantiza su total confianza. Del mismo modo, la capacidad de las plataformas abiertas para garantizar el cumplimiento y proporcionar datos creíbles es un aspecto crítico.

Flexibilidad

Los usuarios esperan que todo esté disponible sobre la marcha: actualizaciones sin interrupciones, información en tiempo real y facilidad de operaciones. El imperativo de equilibrar la elección y el control subraya la necesidad de una plataforma abierta para manejar actividades tales como administración, cumplimiento, autenticación y otros servicios vitales.

Estándares

Los estándares ayudan a crear un campo de juego nivelado y fomentan y aceleran la innovación. Las API abiertas, los estándares web (HTML5) y los procedimientos y controles administrativos son algunos ejemplos de estándares que facilitan el desarrollo y la transformación empresarial más eficiente.

Experiencia

La clave que garantiza un mayor uso de las plataformas abiertas es ofrecer una experiencia sin fricción a través de modelos de datos globales comunes, taxonomías y procedimientos del sistema, permitiendo así a los consumidores y socios innovar a un ritmo más rápido sin depender de intermediarios o instituciones.

Teniendo en cuenta los desafíos y las oportunidades en el sector de servicios financieros, es inevitable que veamos aplicaciones innovadoras de resolución de problemas en toda la industria. La pregunta es: ¿quién irá primero para crear la plataforma que permita la innovación exponencial?

Con una clara estrategia de plataforma abierta y un enfoque en la colaboración, las instituciones financieras ofrecerán servicios para ayudarlos a mantenerse a la vanguardia de las interrupciones, y tal vez incluso se conviertan en disruptores.