Fuente: http://www.ambito.com/916971-empresas-de-cobro–aplicarian-comision-a-pagos-en-efectivo

Pagar facturas de servicios en efectivo podría ser más caro en breve. Las empresas de cobro como Pago Fácil y Rapi Pago estudian aplicar comisiones a los usuarios porque advierten que el costo de mover billetes va en aumento y los números no les cierran.

La ecuación es simple, en la actualidad hay un exceso de billetes en el mercado y esto le estaría provocando a estas firmas mayores costos porque esos billetes los deben trasladar y a su vez, los bancos les cobrarían comisiones para atesorarlos.

Los cobradores extra bancarios mueven en total alrededor de 70 millones de pesos al mes y de esta manera se convierten en los principales recaudadores privados, superando a supermercados y estaciones de servicio.

Hasta el momento este servicio es totalmente gratuito para los usuarios mientras que las empresas como Edenor, Metrogas, etc, abonan una comisión de alrededor del 1% por boleta. Pero, según adelanta Gustavo Gómez, gerente general de Rapi Pago, de no encontrarle la vuelta al asunto, los usuarios finales pasarían a abonar también comisiones de alrededor del 1%.

“A partir de esta semana comenzaremos una serie de reuniones con las empresas de servicios y los pondremos al tanto de la situación, el camino ideal sería acordar una suba de las comisiones con ellas pero en caso de no llegar a un acuerdo lógico, indefectiblemente los usuarios deberán también comenzar a abonar por el servicio”, detalló a Ámbito Financiero Gómez, quien es además presidente de la Cámara que nuclea a las empresas de cobro. Desde el año pasado estas empresas también ofrecen el servicio de cobro a través de la tarjeta de débito, pero en la práctica es muy poco utilizado por sus usuarios. La gran mayoría no está bancarizado, o lo está muy precariamente o son adultos mayores que no manejan nuevas tecnologías.

“Estamos ante una realidad complicada para nuestra actividad, porque lógicamente el Gobierno busca incentivar el pago con la tarjeta de débito y por otro lado el Banco Central no está recibiendo billetes físicos de las entidades privadas, porque ya no da a basto por la cantidad de billetes que hay en circulación. Le pasó el problema a los bancos quienes también pretenden cobrar una comisión del 1% a los depósitos en efectivo superiores a los $50.000. Nuestros números ya eran ajustados y esto viene complicar aún el panorama”, explica Gómez.

Así es que todo dependerá del acuerdo o no que alcancen estas empresas con las firmas prestadoras de servicios que emiten facturas. ¿Tan fácilmente se le puede aplicar una comisión a los usuarios finales? Lo cierto es que se necesitaría una autorización del Gobierno. Por el momento todo sigue en etapa de negociación.