Fuente: http://www.parlamentario.com/noticia-107250.html

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, criticó la legislación vigente, que impide que personas que generan episodios de violencia como los que se registraron en las protestas de diciembre pasado queden presos.

“La verdad es que la legislación no ayuda en nada”, reconoció el jefe de Gobierno, que sostuvo que “para poder probar la culpabilidad de alguien hay que probar que la piedra que está tirando la persona es la piedra que impacta en la cara del policía”. En ese sentido señaló que a su juicio “la agresión de una piedra a un policía debería estar tipificada de alguna manera en el Código Penal. Y en una lluvia de piedras no es fácil”.

Así las cosas, Rodríguez Larreta afirmó que “hay que modificar la legislación penal para poder detener a los violentos porque no se puede permitir ninguna situación de violencia como la que vivimos en diciembre”.

Además de eso, señaló, “estamos impulsando el traspaso de la justicia penal a la Ciudad. Pero lo más importante acá es que se cambie la legislación”.

La explicación brindada a Clarín vino a cuento de los episodios de diciembre pasado, cuando las protestas contra la reforma previsional. En esos días hubo dos posturas, una activa y otra pasiva frente a los exaltados. “El 14 (de diciembre) estábamos en el marco de la OMC, la coordinación la tuvo el Gobierno nacional con Gendarmería y dado los antecedentes en Hamburgo, donde rompieron todo, hubo un redoble del control de la seguridad en la Ciudad. No hubo incidentes -detalló-. El lunes 18 la Ciudad tomó el control, tuvo una actitud de muchísimo temple para bancar una situación muy complicada, un nivel de violencia que no veíamos hace muchos años en la Argentina”.

Rodríguez Larreta atribuyó a “un grupo de gente” la búsqueda de “una excusa para desestabilizar. Promover que el Congreso no funcione apelando a la violencia es un golpe institucional. Con la actitud de la policía se evitó el golpe institucional porque el Congreso pudo funcionar”.