Hora de definiciones para el Gobierno en el Congreso: el Senado aprobó el primer paquete de reformas

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/259530-renuncia-prueba-diputados-kirchnerismo-peronismo-senadores-gobernador-triaca-responsabilidad-fiscal-alfredo-luenzo-consenso-fiscal-marina-mercante-Hora-de-definiciones-para-el-Gobierno-en-el-Congreso-el-Senado-aprobo-el-primer-paquete-de-reformas

La reforma previsional, resistida en las calles y rechazada por un sector de la oposición, y el consenso y pacto fiscal firmado por el Gobierno con los gobernadores marchan firmes para convertirse en ley. El Senado aprobó esa batería de proyectos al cabo de casi ocho horas de un intenso debate, marcado por una multitudinaria movilización.

Cambiemos consiguió el apoyo del grueso del bloque mayoritario, que conduce Miguel Pichetto, para avanzar con el cambio en el cálculo del haber jubilatorio, que el Gobierno debió aplicar por las modificaciones acordadas con mandatarios provinciales sobre distintos impuestos. La iniciativa contó con 43 votos afirmativos, 23 negativos y tres abstenciones.

Si durante las sesiones extraordinarias la propuesta se transforma en ley, las jubilaciones se calcularán en un 70% en base al índice inflacionario, y un 30% según el nivel de variación salarial (RIPTE). El texto original contemplaba sólo el factor de la suba de precios y un plus por PBI, que el peronismo consideró insuficiente.

En tanto, el proyecto de Pacto Fiscal, firmado en Casa Rosada el pasado 16 de noviembre, significó la resolución de la disputa por el Fondo del Conurbano y dejó plasmado el objetivo de reducir la presión tributaria en un lapso de cinco años. A la hora de la votación, consiguió 52 adhesiones y 15 rechazos.

Por su parte, la ley de Responsabilidad Fiscal -que forma parte del Consenso Fiscal- apunta a poner un límite al crecimiento del gasto en las provincias, diferenciando entre las que tienen superávit y aquellas que tienen déficit. En este caso, la votación resultó 53 a 14.

Reforma previsional
“La nueva fórmula que, a nuestro criterio, va a permitir la protección de una movilidad adecuada en relación a los sueldos de los trabajadores en actividad, y también en relación a lo que se puede perder en poder adquisitivo”, sostuvo Laura Rodríguez Machado (Pro) como miembro informante.

En el texto se establece una garantía adicional para los haberes que estén por debajo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, equivalente al 82%, y a su vez se abre la posibilidad a trabajadores del sector privado de optar por jubilarse a los 70 años -tanto hombres como mujeres-.

En nombre del kirchnerismo, Nancy González explicó, con placas impresas, cómo el haber jubilatorio sufrirá una merma de sancionarse la ley. Según la chubutense, el monto será de 7.660 pesos con la nueva fórmula, cuando si se continuara con la movilidad actual, los jubilados ganarían 8.200 pesos.

Más aún, la legisladora estimó que con el cambio en la reforma previsional introducido en comisión, el aumento con respecto al proyecto original será de apenas 43 pesos, “que no sirven ni para comprar una tira de Bayaspirina”.

En la misma sintonía, la santafesina María de los Ángeles Sacnun denunció que la futura ley “vulnera los derechos adquiridos”, y el sanjuanino Ruperto Godoy denunció que el Estado “está ausente” en la defensa de los jubilados, que necesitan protección por no estar sindicalizados.

La radical Silvia Elías de Pérez recogió el guante. “Vamos a decir las cosas como son: 1.158.116 personas ya han teniendo su reparación histórica; 457 mil salieron ya de cobrar la mínima; el porcentaje promedio en sus haberes ha sido del 35%; y hay 389 mil abuelos de más de 80 años que han tenido un incremento aún mayor”, detalló.

Desde la oposición también se oyeron quejas por el tratamiento “exprés” que tuvo el proyecto -el dictamen se reunió en la primera reunión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social-. “Estamos sesionando de espaldas a la realidad del país”, desaprobó “Pino” Solanas, y el neuquino Pereyra dijo que el despacho “no tuvo ningún tipo de consenso”.

Pacto y consenso fiscal
Estas dos iniciativas del paquete de reformas apuntan a reducir impuestos distorsivos, congelar los gastos de las provincias y renunciar a las demandas por deudas contra la Nación. Ahora serán tratadas por Diputados durante las sesiones extraordinarias y con la nueva composición que asume el próximo 10 de diciembre.

En ambos casos, sorprendió la decisión de las santacruceñas Virginia García -cuñada de Máximo Kirchner- y María Ester Labado de abstenerse, a pesar de las críticas a ambos proyectos.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, remarcó que los acuerdos alcanzados con gobernadores “no son para el ajuste”, sino que “establecen bases sanas que garantizan que la Argentina no va a explotar”.

Al tomar la palabra, el macrista resaltó que ambos proyectos fijan “un parámetro de previsibilidad para toda la Argentina”, para “generar un proceso de crecimiento sostenido que va a terminar beneficiando a las provincias y al Estado nacional”.

Sobre el Consenso Fiscal, consideró que se trata de un “acuerdo absolutamente histórico porque podría llegar a terminar con el drama de ver cómo Argentina, con sus extraordinarias condiciones, se destruye regularmente por crisis generadas siempre por el mismo motivo, que es que los gobiernos gastan más de lo que tienen, hasta que revientan y lo pagan los más pobres”.

“La ley de Responsabilidad Fiscal no dice que va a haber un ajuste. Lo que dice es que se va a mantener en términos reales el gasto público de la Nación y de las provincias”, explicó, y agregó que no se trata de un gasto público bajo, sino del “más alto de la historia argentina”.

En cuanto a los ingresos, sostuvo que la presión tributaria de nuestro país es “de las más altas del planeta”, por lo que se acordó “bajar el nivel de impuestos” y a eso apunta el Consenso Fiscal: a “bajar el déficit fiscal en cinco años”.

Una de las voces más duras fue la de la puntana Liliana Negre, pues el gobernador Alberto Rodríguez Saá fue el único que no firmó el Consenso Fiscal. “Acá todo es unitario, ¿dónde está el respeto a nuestras autonomías?”, se preguntó la senadora, quien remarcó que “hace 17 años” defiende el federalismo y cuestionó que las provincias tengan que renunciar a juicios millonarios contra la Nación.

Se trata de 56 demandas por un total de $340 mil millones, según precisó el radical Julio Cobos en la apertura del debate. El origen fue el fallo de la Corte Suprema a favor de Córdoba y Santa Fe, por la detracción del 15% de la coparticipación destinado a financiar el sistema con las AFJP; un descuento que continuó a pesar de que en 2008 se estatizaron las jubilaciones.

“Había que ordenar esto. Uno de los motivos de este Pacto Fiscal era terminar con esta litigiosidad tan grande”, explicó Cobos, que en ese sentido puntualizó que se derogará el artículo 104 de la ley de Impuesto a las Ganancias.

En ese artículo se afecta el 20% de la recaudación a la Anses y el 10%, con el tope de 650 millones de pesos congelado, a la provincia de Buenos Aires, en concepto del Fondo del Conurbano. En compensación por la eliminación de ese punto, el 100% del Impuesto al Cheque irá directo a la Anses.

Puntos principales del Consenso Fiscal
1- Impuestos distorsivos: se ratificó el compromiso de las provincias para bajar el impuesto a los Ingresos Brutos y a los Sellos por 1.5% del PBI en los próximos cinco años.

2- Ley de Responsabilidad Fiscal: se ratificó el compromiso para aprobar y adherir al proyecto de ley promovido por el Poder Ejecutivo, por el cual las provincias mantendrán su gasto constante en términos reales durante los próximos años.

3- Acuerdo por el Fondo del Conurbano: la provincia de Buenos Aires, que retirará su demanda judicial, recibirá 40 mil millones de pesos en 2018 y 65 mil millones en 2019.

4- Ley de Impuesto a las Ganancias: se deroga el artículo 104, que es el que establece que el 10% de lo recaudado por este tributo debe ser destinado a Buenos Aires, con un tope de 650 millones de pesos.

5- Juicios contra la Nación: todas las provincias (menos San Luis) acordaron desistir de las demandas, lo que implica una suma de 340 mil millones de pesos para las provincias y 400 mil millones de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano.

6- Ley de Revalúo Impositivo: se coparticipará el impuesto.

7- Impuesto al Cheque: el 100% irá directo a la ANSES.

8- Régimen previsional: se acordaron los principales puntos de la reforma previsional -el cambio de la fórmula y la garantía del 82% para los salarios menores al SMVM.

9- Cajas previsionales no transferidas: el Gobierno Nacional se comprometió a financiar los déficit por este concepto.

10- Ley de Responsabilidad Fiscal para municipios: las provincias se comprometieron a trabajar para aplicar normas de este tipo bajo sus territorios.

11- Impuesto Inmobiliario: las provincias acordaron que las valuaciones fiscales de los inmuebles converjan en el tiempo a las valuaciones de mercado.

Esta entrada fue publicada en Articulos de Opinión. Guarda el enlace permanente.