Ver Fallo Carabajal

La madre de un trabajador fallecido en un accidente laboral promovió demanda en la que reclamó la reparación prevista en la Ley 24.557. El juez condenó a la aseguradora de riesgos del trabajo al pago de una indemnización calculada con arreglo a las pautas previstas en la norma mencionada según las modificaciones introducidas por la Ley 26.773, que no estaba vigente a la fecha del infortunio. La Cámara, tras eludir a la “acción civil ejercida por la actora”, confirmó lo decidido. La Corte Suprema de Justicia, por mayoría, revocó el pronunciamiento.

Sumarios

La sentencia de Cámara que, tras eludir a la “acción civil ejercida por la actora”, confirmó una sentencia que condenó a una aseguradora de riesgos del trabajo a abonar una indemnización con sustento en la Ley 24.557 según las modificaciones introducidas por la Ley 26.773, que no estaba vigente a la fecha del infortunio, debe revocarse, pues lo señalado resulta suficiente para descalificar el fallo como acto jurisdiccional válido sobre la base de la conocida doctrina del Tribunal sobre arbitrariedad de sentencias.

Teniendo en cuenta que la aseguradora de riesgos del trabajo fue condenada con sustento en la Ley 24.557, debe revocarse la sentencia de Cámara que abordó las impugnaciones partiendo de la base de que la condena se había fundado en el derecho civil, pues ello implicó un claro apartamiento de las constancias de la causa que derivó en un inadecuado tratamiento de las apelaciones deducidas, máxime cuando cuando la apelación de aquella relativa a la aplicación de la ley 26.773 involucraba cuestiones que guardan analogía con las abordadas por la Corte Suprema en la causa “Espósito” —Fallos: 339:781—.

La queja debe ser desestimada si el recurso extraordinario federal que la origina resulta inadmisible —art. 280 del Cód. Procesal— (del voto en disidencia del Dr. Rosatti)