Quien había resultado adjudicatario de una vivienda de carácter social la cedió a favor a un tercero. El Instituto de Vivienda de Corrientes, titular registral del bien, dedujo demanda de reivindicación. Tanto en primera como en segunda instancia se admitió la pretensión y se ordenó la restitución del inmueble. Interpuesto recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley, el Superior Tribunal de Justicia provincial lo declaró inadmisible.

 

Sumario

La orden de restitución de una vivienda de carácter social cedida al demandado por el adjudicatario original sin autorización del Instituto de Vivienda de Corrientes, titular registral del bien, debe confirmarse aun cuando los ocupantes hubiesen solicitado con posterioridad a la toma de posesión la intervención de aquel organismo y hubieren abonado algunas de las cuotas correspondientes al plan, pues ello no le resta ilicitud al acto, en tanto la autorización debió ser previa y una vez cumplimentados los requisitos a que se hallan sometidos los procesos de adjudicación de viviendas sociales.

 

 

Fallo

 

Dra. MARISA ESTHER SPAGNOLO Superior Tribunal de Justicia

Secretaria Jurisdiccional N° 2 Corrientes

Superior Tribunal de Justicia Corrientes

EXP 87462/13

En la ciudad de Corrientes, a los dos días del mes de agosto de dos mil diecisiete,

estando reunidos los señores Ministros del Superior Tribunal de Justicia, Doctores

Fernando Augusto Niz, Alejandro Alberto Chaín, Luis Eduardo Rey Vázquez, Eduardo

Gilberto Panseri, con la Presidencia del Dr. Guillermo Horacio Semhan, asistidos de la

Secretaria Jurisdiccional Dra. Marisa Esther Spagnolo, tomaron en consideración el

Expediente Nº EXP 87462/13, caratulado: “INSTITUTO DE VIVIENDA DE

CORRIENTES C/ PAQUIRI SOTO ZULMA PATRICIA, PEREZ ELIDO

EDGARDO, PEREZ JAVIER I., PEREZ JUAN MANUEL, PEREZ LEONARDO

Y/O QUIEN SE CONSIDERE CON DERECHOS S/ REIVINDICACION

(ORDINARIO)”. Habiéndose establecido el siguiente orden de votación: Doctores

Guillermo Horacio Semhan, Fernando Augusto Niz, Luis Eduardo Rey Vázquez,

Eduardo Gilberto Panseri y Alejandro Alberto Chaín.

EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA

SE PLANTEA LA SIGUIENTE:

C U E S T I O N

¿QUÉ PRONUNCIAMIENTO CORRESPONDE DICTAR

EN AUTOS?

A LA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR

PRESIDENTE DOCTOR GUILLERMO HORACIO SEMHAN, dice:

I.- A fs. 233/237 vta. la Sala II de la Excma. Cámara de

Apelaciones en lo Civil y Comercial de esta ciudad confirmó el pronunciamiento de

primera instancia que estimara la reivindicación ordenando la restitución del inmueble,

objeto de litis.

II.- Para así decidir la Cámara, en primer lugar, dijo que existía

un reconocimiento expreso por parte de los apelantes respecto a que junto a su grupo

familiar ocupan el inmueble alegando que el acto administrativo por el cual se

desadjudicara la vivienda a su beneficiario originario -Zalazar-, es nulo y, que ello debió

ser tenido en cuenta para el rechazo de la reivindicación intentada. Señaló que ese

argumento no resistía el menor análisis pues al tratarse de un acto administrativo aquel

cuya nulidad se planteaba debió agotarse la instancia pertinente y, en su caso, recurrir a

la justicia con competencia contencioso-administrativa.

Con relación a las cuestiones de hecho que relataban los

recurrentes respecto a la cesión de la vivienda a su favor por parte de quien fuera

adjudicatario de la misma, cabía reiterar que existía un reconocimiento expreso referido

a que junto a su grupo familiar ocupaban el inmueble sin derecho alguno, pues la

circunstancia de haberse presentado ante el IN.VI.CO. solicitando la regularización de

la posesión no implicaba que tuvieran sobre el bien derecho alguno a ocuparlo sino todo

lo contrario. Ello, explicó, porque el titular registral era el organismo mencionado, quien

realizó una entrega provisoria del bien a favor del adjudicatario originario, el que podría

tener a lo sumo un dominio imperfecto, que podía ser revocado si se violaban las

obligaciones impuestas por los planes de vivienda, tal como enfatizó, aconteció en esta

causa.

Dra. MARISA ESTHER SPAGNOLO Superior Tribunal de Justicia

Secretaria Jurisdiccional N° 2 Corrientes

Superior Tribunal de Justicia Corrientes

– 2 –

Expte. Nº EXP 87462/13

Siguió diciendo que en el sub-examen debía tenerse presente

que el derecho sobre el bien perteneció siempre al IN.VI.CO. conforme informe

registral, que existió un contrato del que emergía un derecho personal para el

adjudicatario de pedir que se concrete esa transferencia si se cumplía con las

obligaciones que asumía por ese contrato, mas dichas obligaciones fueron incumplidas

al ceder la vivienda, que no era de su propiedad, pues le estaba expresamente prohibido

realizar sin autorización del Instituto de Viviendas de Corrientes.

Así las cosas, expuso, resultaba indudable que cualquiera fuera

el negocio jurídico en virtud del cual la apelante ocupó el inmueble se encontraba

expresamente prohibido por las normativas del FO.NA.VI. Añadió que la ley vigente

3411 de creación del Instituto de Viviendas de Corrientes donde se declara que las obras

que se realicen con los recursos del FO.NA.VI. se ajustarán a las disposiciones de la ley

21.581 y sus modificatorias. Expresó que estas normas establecen especiales

condiciones de venta justamente basadas en el carácter social de las mismas, se trata,

enfatizó de evitar que la transferencia viole la finalidad de la norma.

Señaló que aún cuando los ocupantes hubieran solicitado con

posterioridad a la toma de posesión del inmueble la intervención del Instituto actor y,

hubieran abonado algunas de las cuotas correspondientes al plan por el que se otorgara

la vivienda, ello no le quitaba la ilicitud al acto que se hallaba prohibido, pues la

autorización para ello debía ser previa y una vez cumplimentados con los requisitos a

que se hallan sometidos los proceso de adjudicación de viviendas sociales. El

argumento referido a que se habría configurado un contrato entre el Sr. Pérez y el

organismo actor, porque este último percibió las cuotas de la vivienda tampoco,

expresó, merecía ser acogido ya que las leyes que rigen las relaciones jurídicas que

derivan de la adjudicación de viviendas sociales son leyes especiales.

Explicó que si bien el Sr. Pérez se presentó a solicitar se

regularice su situación ante el IN,VI,CO. adjuntando el contrato de cesión celebrado con

el Sr. Zalazar no obtuvo la pretendida adjudicación, todo lo contrario. Luego de

constatarse a través de las actas de inspección que la vivienda se hallaba habitada por

las personas que allí fueron consignadas se resolvió otorgar autorización al

Departamento Jurídico para dar inicio a las acciones legales por considerar que los

actuales ocupantes no reunían las condiciones exigidas por la reglamentación vigente.

Destacó que aún cuando el organismo hubiera percibido el pago

de las cuotas correspondientes a la adjudicación de la vivienda, tampoco dicho pago

implicaba un enriquecimiento incausado por parte del actor, teniendo en cuenta que

durante el lapso que abonaron, las cuotas, el demandado Pérez y su grupo familiar

habían ocupado el inmueble en cuestión. Sin embargo, señaló al no reunir los requisitos

que exige la ley y los reglamentos vigentes en la materia, el reclamo de devolución de la

vivienda por parte de su propietario devenía procedente y legítimo.

III.- Disconforme la demandada interpuso a fs. 246/250 el

presente recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Aduce que la decisión recurrida se sustenta en fundamentos

genéricos y ambiguos que no resultan adecuados para dar base jurídica a lo resuelto y,

se aparta de las constancias de la causa.

Dra. MARISA ESTHER SPAGNOLO Superior Tribunal de Justicia

Secretaria Jurisdiccional N° 2 Corrientes

Superior Tribunal de Justicia Corrientes

– 3 –

Expte. Nº EXP 87462/13

Expresa que la actora al acordar el pago por la ocupación

desplegó una conducta jurídicamente relevante que trascendió en el demandado creando

una legítima expectativa de legitimidad en la ocupación que detentaba; que la actora

otorgó la posesión del inmueble mediante una conducta inequívoca.

Se agravia de la conclusión y calificación de ilegal y sin

derechos de la ocupación del inmueble, toda vez que se presentó y solicitó el cambio de

adjudicatario, y pagó por la ocupación mas fue el consentimiento del IN.VI.CO. que

receptó el pagó, no por el anterior adjudicatario sino por el Sr. Perez que convalida y

renuncia a la prohibición por ella misma impuesta de ceder la ocupación.

Arguye que el IN.VI.CO. desconoce la propia actividad

desplegada con el demandado, de donde surgieron concretos derechos subjetivos y

legítimas expectativas del demandado, pretendiendo la actora desconocer

posteriormente toda su actividad y conducta jurídicamente relevante para accionar. En

síntesis, reitera el Instituto pretende volver sobre sus propios actos, desconociendo su

propia actividad y amparar su conducta en normativa que él mismo declinó aplicar.

IV.- El Superior Tribunal tiene declarado, en una extensa e

ininterrumpida línea jurisprudencial, que resulta insuficiente el recurso de

inaplicabilidad que no se hace cargo, o se desentiende de todas las razones en que se

fundó el fallo recurrido, toda vez que una impugnación parcial, que sólo cuestiona algún

argumento de la sentencia, dejando de atacar otro que es por si solo bastante para

mantenerla en pie, es inoperante.

Interesa destacar al respecto, que es impropio de la función

jurisdiccional un laboreo meramente académico. Razón por la cual las impugnaciones

parciales no habilitan la instancia del Superior Tribunal. Ello, toda vez que aunque en el

memorial se demuestre la violación o la errónea aplicación o interpretación de una

norma legal por el fallo, al no impugnarse las otras razones que igualmente le prestan

apoyo, la apertura del recurso conduciría a una tarea inoficiosa pues la sentencia

recurrida en cualquier caso quedará incólume, basada en su fundamento decisivo que,

por falta de ataque, ha devenido ya firme.

V.- Los agravios planteados en el recurso extraordinario sub –

examine no refutan todos y cada uno de los argumentos de la sentencia recurrida. Por el

contrario, omitió rebatir los que la Cámara desarrolló referidos a que existe un

reconocimiento expreso por parte de los apelantes respecto a que junto a su grupo

familiar ocupan el inmueble alegando que el acto administrativo por el cual se

desadjudicara la vivienda a su beneficiario originario -Zalazar-, es nulo; que por tratarse

de un acto administrativo debió agotarse la instancia pertinente; que la circunstancia de

haberse presentado ante el IN.VICO, solicitando la regularización de la posesión no

implica que tengan sobre el bien derecho alguno a ocuparlo ; que el titular registral es el

Instituto quien realizó una entrega provisoria del bien a favor del adjudicatario original;

que puede ser revocado si se violan las obligaciones impuestas; que en el caso existió

un contrato por el que emergía un derecho personal para el adjudicatario de solicitar la

transferencia si se cumplía con las obligaciones, que incumplió sus deberes al ceder la

vivienda que no era de su propiedad pues le estaba expresamente prohibido sin

autorización del Instituto de Viviendas de Corrientes; que aún cuando los ocupantes hu-

Dra. MARISA ESTHER SPAGNOLO Superior Tribunal de Justicia

Secretaria Jurisdiccional N° 2 Corrientes

Superior Tribunal de Justicia Corrientes

– 4 –

Expte. Nº EXP 87462/13

biesen solicitado con posterioridad a la toma de posesión del inmueble la intervención

del actor y, hubieran abonado algunas de las cuotas correspondientes al plan por el que

se otorgara la vivienda, ello no le restaba ilicitud al acto pues la autorización debió ser

previa y, una vez cumplimentados los requisitos a que se hallan sometidos los procesos

de adjudicación de viviendas sociales; que si bien Pérez se presentó a solicitar se

regularice su situación adjuntando el contrato celebrado con Zalazar no obtuvo la

pretendida adjudicación. Fundamentos que no rebatidos llegan firmes a la instancia

extraordinaria; impidiendo al Superior Tribunal toda revisión por virtud de la garantía

de la propiedad, y del valor seguridad jurídica.

VI.- Por estas razones, y si mi voto resultare compartido con la

mayoría necesaria, corresponderá declarar inadmisible el recurso extraordinario de

inaplicabilidad de ley de fs. 246/250, con pérdida del depósito económico. Regular los

honorarios conjuntos de las abogadas de la parte recurrida, doctoras María Luisa

Arévalo, Mercedes L Martínez, Aída Varela de Lovecchio y María de los Milagros

Carruega, en calidad de monotributistas, en el 30% de los aranceles que se fijen por la

labor en primera instancia para el abogado vencedor (art. 14 ley 5822). Sin honorarios

para el letrado de la parte recurrente por lo inoficioso de la labor cumplida (art. 34 inc. 5

apartado e) del CPCC).

A LA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR MINISTRO

DOCTOR FERNANDO AUGUSTO NIZ, dice:

Que adhiere al voto del Sr. Presidente Dr. Guillermo Horacio

Semhan, por compartir sus fundamentos.

A LA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR MINISTRO

DOCTOR LUIS EDUARDO REY VAZQUEZ, dice:

Que adhiere al voto del Sr. Presidente Dr. Guillermo Horacio

Semhan, por compartir sus fundamentos.

A LA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR MINISTRO

DOCTOR EDUARDO GILBERTO PANSERI, dice:

Que adhiere al voto del Sr. Presidente Dr. Guillermo Horacio

Semhan, por compartir sus fundamentos.

A LA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR MINISTRO

DOCTOR ALEJANDRO ALBERTO CHAÍN, dice:

Que adhiere al voto del Sr. Presidente Dr. Guillermo Horacio

Semhan, por compartir sus fundamentos.

En mérito del precedente Acuerdo el Superior Tribunal de

Justicia dicta la siguiente:

SENTENCIA Nº 57

1°) Declarar inadmisible el recurso extraordinario de

inaplicabilidad de ley de fs. 246/250, con pérdida del depósito económico. 2°) Regular

los honorarios conjuntos de las abogadas de la parte recurrida, doctoras María Luisa

Arévalo, Mercedes L Martínez, Aída Varela de Lovecchio y María de los Milagros

Carruega, en calidad de monotributistas, en el 30% de los aranceles que se fijen por la

labor en primera instancia para el abogado vencedor (art. 14 ley 5822). Sin honorarios //

Dra. MARISA ESTHER SPAGNOLO Superior Tribunal de Justicia

Secretaria Jurisdiccional N° 2 Corrientes

Superior Tribunal de Justicia Corrientes

– 5 –

Expte. Nº EXP 87462/13

para el letrado de la parte recurrente por lo inoficioso de la labor cumplida (art. 34 inc. 5 apartado e) del

CPCC). 3°) Insértese y notifíquese.

Fdo.: Dres. Guillermo Semhan-Fernando Niz-Eduardo Rey Vázquez-Eduardo Panseri-Alejandro Chain