Fuente: https://www.cronista.com/finanzasmercados/Nuevos-aranceles-mercados-buscan-tregua-con-CNV-para-no-ir-a-la-Justicia-20170831-0034.html

“Muchos se van a quedar afuera: los aranceles están pensados para los más grandes, el resto lo va a mirar de afuera. Se operan volúmenes miserables y se quieren cobrar tasas del NYSE o del mercado de Chicago. Va a haber una borrada masiva de agentes de todos los mercados”, exageran en el ambiente desde el lado de los pequeños agentes de bolsa.

En la Comisión Nacional de Valores (CNV) hicieron un estudio comparativo con los demás países de la región y en Brasil, por ejemplo, hay 80 sociedades de bolsa, mientras acá hay 355. Y los nuevos aranceles son menores que en otros países de la región.

En rigor, la idea que tienen no es depurar el mercado, sino que cada uno sea solvente según su tamaño y su capacidad económica. Los más chicos van a tener que trabajar con una agente de liquidación y compensación (Alyc) siendo agentes de negociación (AN), pero no van a perder la relación con el cliente.

“La CNV quiere que todos puedan participar en el mercado, pero haciéndose cargo de los riesgos que generan. Tiene que existir una relación entre su escala, capital y tipo de negocio”, advierten fuentes del regulador, que dicen estar dispuestos a trabajar junto a los agentes y acompañarlos en este proceso.

Anteayer a las 17 hubo reunión por los nuevos aranceles en CNV, donde los anfitriones fueron su presidente Marcos Ayerra y el director Carlos Hourbeigt, más dos funcionarias de legislación y de mercados. Por el Centro de Corredores de Buenos Aires participó su presidente, Carlos Landi, y la gerente, Alejandra Parera; por Matba su presidente, Marcos Hermansson; más dos directivos del Centro de Corredores de Rosario.

Según puso reconstruir este diario, la reunión fue de carácter gremial pedida por los centros de corredores al regulador. “El mercado puede sufrir una merma de consideración, ya que más cantidad de agentes es más liquidez. Pero todavía quedan 4 meses para trabajar”, señala Marcos Hermansson, presidente del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde hoy habrá una reunión para analizar los efectos del meeting con CNV, que seguirán la semana próxima.

Si luego de los cuatro meses no se llega a una solución que los satisfaga, los agentes de los centros de corredores determinarán las acciones a seguir, que Matba acompañará. Si emana alguna acción judicial, lo deberá decidir el directorio compuesto por seis directores que son agentes y seis que no lo son.

“Queremos evitar que alguien quede fuera del sistema, de modo que ese agente no pierda el contacto con su comitente tanto desde el lado comercial, operativo y de facturación, pero CNV quiere disminuir la contingencia en cuanto al riesgo de manejo de los fondos”, precisa Hermansson. “Ellos consideran que en la Argentina hay demasiadas Alycs si se los compara con otros mercados más grandes, por lo que quieren llevar a que el número de Alycs se reduzca, entonces quieren que haya muchos agentes pymes o micropymes”, agrega.

Por ahora, espera que haya un punto de acuerdo con las autoridades regulatorias, y dejan como último recurso la acción judicial, ya que la reunión con CNV “terminó mejor de lo que empezó”, ya que las partes mostraron interés en sentarse en la mesa. Por lo tanto, hoy la única línea activa es el canal de diálogo. Lo que pretenden es ver de qué forma se le pueden dar otros negocios al agente de negociación para que no pierda la parte comercial, la relación con los clientes, que si bien no será taxativa, quieren ver dónde pueden pulir los detalles.

En Mercado Argentino de Valores (MAV), en tanto, observan que el arancel de $ 1 millón para cada mercado no es justo, “porque hay realidades diferentes, por ejemplo MAV, si es para pymes, tendrá ingresos menores; por lo tanto, la tasa debería ser menor”, dicen.

En tanto, la Cámara Argentina de Agentes de Negociación, tuvo anteayer una reunión interna sobre este tema, y le pidieron una nueva reunión a CNV (habían tenido una la semana pasada) para tratar el tema de cómo viene la implementación.