Fuente: http://www.ambito.com/

jueves 9 de Marzo de 2017

EL PLAZO PARA CONFORMARLOS SE CUMPLE EL SÁBADO PRÓXIMO

El blanqueo de capitales cerrará este sábado una de sus últimas etapas. Según un relevamiento de este diario, el plazo para conformar los fondos comunes de inversión cerrados se cumplirá con seis nuevos instrumentos en la Argentina que habrán captado cerca de u$s280 millones. La cifra se había previsto bastante más ambiciosa meses atrás, de hasta cuatro veces más alta, en los inicios de la convocatoria del blanqueo. Pero significará, de todos modos, un ingreso adicional de $4.000 millones para el exiguo mercado de capitales local, que tendrá como destino proyectos de inversión de la economía real o, en el peor de los casos, Letras del Tesoro nacional.

Los dos fondos inmobiliarios de Allaria Ledesma, Argecons y Casas Arg. captaron ya u$s62 millones y u$s30 millones, respectivamente; y los de Consultatio y Quinquela, u$s45,3 M y u$s10 M. El grupo First, otros u$s12,5 millones en uno vinculado al sector agropecuario. Y El SBS, en un fondo relacionado con proyectos de infraestructura, obtuvo u$s115 M. En cinco de ellos, el agente de custodia será el Banco de Valores. El BCP asumirá el mismo rol en el de Quinquela.

Los blanqueadores que invirtieron su dinero en estos fondos quedarán exentos de la penalidad que cobraba el Estado en el marco de esta ley de sinceramiento fiscal. Pero deberán dejar inmovilizada su tenencia durante cinco años. Las ventajas: que los instrumentos quedarán invertidos en sectores que se esperan los principales motores de la recuperación de la economía, como el agro, infraestructura y sector inmobiliario, que incluyen productos que pueden llegar a ofrecer rendimientos de hasta 8% o 10% anual.

El Gobierno, a su vez, se vio favorecido en estos meses porque inicialmente muchos de los fondos pudieron destinar hasta el 40% de su patrimonios en Letras del Tesoro, hasta tanto se hubieran conformado los proyectos de inversión.

La proyección que se había trazado inicialmente para esta vía de blanqueo había sido más ambiciosa. Pero la decisión del Congreso de “cajonear” la reforma del mercado de capitales a fin del año pasado, en plena discusión por el Impuesto a las Ganancias, terminó por desalentar a buena parte de los inversores. Por esos días, había más de una docena de fondos que habían empezado la carrera para captar los fondos del blanqueo. Pero de esos hoy quedaron sólo la mitad. El proyecto de ley eliminaba la posibilidad de que se aplicara una ¨doble imposición sobre las utilidades obtenidas”. Específicamente, establecía que no serían los fondos los que pagarían Impuesto a las Ganancias, sino directamente (y sólo en caso de corresponder) los inversores.

 

Comentarios

comments