Fuente: http://www.cronista.com/

Jueves  09 de Marzo de 2017

El jefe de la AFIP abogó por un blanqueo laboral que no sea uno más y que después se vuelva a lo mismo. Debe dar sustentabilidad a los jubilados y a la ayuda social, aseguró

Después del blanqueo impositivo se viene el sinceramiento laboral y previsional, adelantó ayer Alberto Abad, titular de la AFIP, quien dijo que una solución a este tema es imprescindible para darle sustentabilidad al sistema a 20 o 30 años.
El presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño, Humberto Bertazza, en el marco de las Jornadas Tributarias 2017 de esa entidad, había preguntado que iba a pasar en materia laboral y previsional luego de que la Ley de Primer Empleo que eximía de cargas laborales no tuvo tratamiento en el Congreso.
Bertazza señaló que este tema afecta no sólo la informalidad, sino la competitividad y el costo argentino.
Abad retrucó que “estamos totalmente de acuerdo en ordenar el tema previsional, que es también un tema social y de sustentabilidad fiscal de la seguridad social. El ejercicio más importante que enfrentaremos es financiar el sistema jubilatorio cuando en 20 o 30 años los adultos mayores serán más del doble, mientras el trabajo avanza cada vez más a la robotización”, enfatizó.

“En este contexto, un sinceramiento laboral y previsional para ampliar la base es el tema que viene, pero un sinceramiento que no sea uno más, sino que le de sustentabilidad en el tiempo que requiere la seguridad social, porque de lo contrario, no sirve”, afirmó Abad.

Para inducir a ese sinceramiento laboral, utilizarán el software Analytics, que en el blanqueo de activos permitió obtener un perfil a partir de 40 variables de cómo se comportan los que ingresaron al blanqueo, compararla con toda la base de datos de contribuyentes y encontrar no declarantes que se acercaban en un 95% a ese patrón de conducta. A estos les enviaron cartas y 40% ingresó al sinceramiento. Es lo que Abad llama Big Data.
Otras noticias que dio Abad en las Jornadas Tributarias fueron las siguientes:

– Este año los planes de pago serán cortos, de 6 a 12 cuotas, y con intereses superiores a los de mercado. Pero con el perfil de riesgo del Siper, los bien posicionados podrán lograr alguna cuota más y alguna décima de interés menos.

– El próximo 17 viene el titular del ente recaudador de Brasil a firmar un acuerdo de intercambio de información que será automático o periódico, y también espontáneo cuando surja información en el marco de fiscalizaciones.

– En el blanqueo se reglamentó la posibilidad de que los operadores aduaneros se autoliquiden deudas, infracciones y delitos que vienen sin solución de vieja data, y los ingresen en la moratoria.

– Se comprometió a dar una solución en dos meses que va a ir en línea de dejar de lado los regímenes informativos de compras y ventas del IVA, que parece redundante con la factura electrónica, aseguró Bertazza.

– Una vez generalizada la factura electrónica, se va al remito electrónico obligatorio, porque “tenemos que ser inteligentes: ahora hay facturas truchas electrónicas”, confesó Abad.

– Se viene un fuerte control de asociaciones y fundaciones exentas, y de iglesias. “Todo un mundo, cuando comparamos los depósitos con el patrimonio que tiene es inexplicable y huele a lavandería, hay ongs para temas insólitos, un núcleo de informalidad muy grande”, remarcó.

– Se desarrollará un software contable básico para las pymes, y que sirva para todas las reparticiones.
– Seguirán migrando operaciones a celulares.

 

Comentarios

comments