Fuente: http://www.iprofesional.com/

30 de diciembre de 2016

Macri se pronunció a favor de “seguir reduciendo el déficit fiscal” y ratificó que su intención es que el año próximo se discuta una reforma tributaria

El presidente Mauricio Macri se pronunció a favor de “seguir reduciendo el déficit fiscal” y ratificó que su intención es que el año próximo se discuta una
reforma tributaria.

“Los Ingresos Brutos, el impuesto al cheque, el IVA, el impuesto al trabajo (por Ganancias) son algunas de las cosas a poner sobre la mesa”, señaló Macri.

Tras afirmar en declaraciones a Radio Nihuil que “tenemos que seguir reduciendo el déficit fiscal”, el jefe de Estado destacó que “el blanqueo ha sido un éxito espectacular, de confianza de todos los argentinos”.

En diálogo con esa radio mendocina, el jefe de Estado confirmó por otra parte que va a “firmar la exención impositiva a los (vinos) espumosos”, una medida con impacto en la economía regional cuyana.

“El país va a volver a crecer, lo dicen todos los economistas, el año que viene”, explicó el Presidente, quien consideró que “vamos a estar un poco mejor pero no es de un día para el otro”.

Para el Presidente, el país necesitaba “evitar otro 2001” y argumentó que su Gobierno no impulsa “un cambio económico“, sino “un cambio cultural: podemos dialogar en absoluta libertad de prensa”.

Nos dejaron un país quebrado, disfuncional. Siento que ha sido un año positivo”, puntualizó, al realizar una evaluación de su gestión.

En cuanto a su situación personal, indicó que “ser presidente es un paso cuántico” y señaló: “Me siento tan comprometido que no me importa no tener vacaciones”.

Asimismo, confió en que “estos años de crisis nos han ayudado a madurar” y evaluó que “el desafío es echar bases para crecer 20 años”.

En ese contexto, el primer mandatario también consideró que “hay gente que la esta pasando mal y necesita respuestas rápido” por parte del Estado.
Además, el jefe de Estado consideró que “el haber recuperado el díálogo, ha sido lo mejor que hemos logrado” durante su primer año de gestión.

Macri se refirió en forma paralela al conflicto desatado en el Conicet y que derivó en la toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología por parte de investigadores y becarios.

El Presidente señaló que se debe “respetar” el presupuesto votado por el Congreso y que se avanzará en la “incorporación de 450 investigadores por año”.

Asimismo, consideró que el Conicet debe tener “un componente mucho más federal” porque “no pueden estar todos los investigadores en la capital”.

Y se pronunció a favor de un modelo de “investigación aplicada” sobre temas y avances “concretos que nos traigan trabajo a los argentinos”.