Fuente: http://www.iprofesional.com/

04 de octubre de 2016
Es para quienes exteriorizan inmuebles y hasta $800.000, con multa del 5% hasta el 31 de marzo. El precio de dólar futuro es $16,63 para esa fecha, contra $14,90 que puso la AFIP

¿Por qué hasta ahora el blanqueo fue un fracaso? Porque nadie quiere ser el primero en dar el puntapié inicial y todos apuntan a licuar en la mayor medida posible la multa.

Por exteriorizar hasta $800.000 y por inmuebles, la alícuota es del 5% hasta el 31 de marzo. En esa fecha, eltipo de cambio en el mercado de dólar futuro es de $16,635, contra $14,90 que estableció AFIP. Por lo tanto, en caso de que el tipo de cambio para ese entonces sea el que marca Rofex, quien lo haga en marzo se estaría ahorrando un 11,6% de la multa.

En efecto el presupuesto de 2017 del Gobierno marca un valor promedio de la divisa de $17,92 durante el año próximo.

Ahora, quien deba blanquear más de $800.000, lo está ‘partiendo’ para pagar sólo el 5%. De este modo, lo pone a nombre de su mujer, de sus hijos mayores de 18 años y de cualquier otro familiar cercano y de suma confianza. Así y todo, si supera esa cifra, le conviene esperar hasta fin de año, cuando los contratos de futuros de dólar se negocian a $15,99, o sea se estaría ahorrando un 7,3% de la multa.

“Se espera que a fin de año el tipo de cambio esté por encima de $16, lo cual supone licuar una parte del impuesto especial, que se encuentra calculado en base a un tipo de cambio de $14,90″, confirma Mariano Sardáns, CEO de FDI.

Ezequiel Passarelli, asociado de SCI Group, indica que se pueden hacer declaraciones juradas complementarias (es decir, una misma persona puede hacer el blanqueo en varias etapas): “Convendría blanquear el inmueble en marzo de 2017 y el resto de las tenencias en diciembre de 2016, excepto el dinero en efectivo en el país, el cual se podrá exteriorizar hasta fin de mes”.

Por otra parte, existe una presunción respecto al precio de los bonos argentinos: miles de personas con cuentas en el extranjero están utilizando estos instrumentos para ‘amortiguar’ el costo del impuesto especial. Por lo tanto, el propio ‘efecto blanqueo’ haría que continúe la apreciación del precio.

El experto tributarista César Litvin señala que una de las claves es cómo estructurar el activo para pagar menos impuestos, ya que los artículos 38 y 39 de la ley permiten mucha creatividad, como sacarse de encima a los testaferros y poner bienes a nombre de familiares.

Pone como ejemplo que quienes declaren bienes a nombre suyo en la Argentina y la cuenta a nombre de la sociedad, no necesitan desarmar la estructura que tienen en el exterior. Si tienen un inmueble que pueden llegar a vender, sugiere ponerlo a nombre de la persona física para no pagar ganancias por ello en Argentina.

Para no pagar impuestos acá, las sociedades en el extranjero no deben distribuir utilidades, entonces Litvin recomienda invertir la ganancias en la estructura en lugar de pagar dividendos.

A su juicio, en noviembre habrá récord de exteriorizaciones, ya que en diciembre hay muchos feriados. Lo que muchos están haciendo es tener todo preparado para que el día que quieran aprieten el “enter” y listo.

“Si la declaración la hace una persona jurídica, el tipo de cambio al cual se convierten las divisas será menor, porque la fecha de preexistencia de los bienes no es el 22 de julio, como en el caso de las personas físicas, sino la fecha de último cierre de ejercicio en 2015″, recalca Norberto Rodríguez, presidente de SCI.

Por ende, el impuesto será sustancialmente menor, porque el tipo de cambio será menor. Sin embargo, las personas jurídicas tributan por la diferencia de cambio (al 35%) en el impuesto a las ganancias, mientras eso no ocurre con las personas físicas y las sucesiones indivisas. En conclusión, termina siendo más caro blanquear en cabeza de las personas jurídicas, a pesar de que el impuesto sea sustancialmente menor, por tomar un tipo de cambio menor.

Guillermo Pérez, CEO de GNP Group, hace hincapié en que se debe hacer estrategia fiscal con este blanqueo: “La vida después del blanqueo es más importante que el blanqueo mismo. Estados Unidos no es un refugio seguro: es una solución precaria y de corto plazo, ya que a ellos les conviene que entren los fondos, pero luego delegan el poder de policía en los bancos y les exige identificar las cuentas para evitar problemas de narco o terrorismo”, señaló a El Cronista.

¿Cuánto se va a blanquear? Litvin calculaba un total de u$s60.000 millones, y ahora subió sus previsiones a u$s100.000 millones. Lo dice en base a las charlas con sus clientes y diferentes actores del sector, como el de un oficial de banca privada de una entidad extranjera que le dijo que su cartera de clientes blanqueará u$s1.000 millones.