Fuente: http://www.ieco.clarin.com/

30/06/2016

Entre otros puntos, los haberes se reajustarán entre un 30% y un 45% y tendrán prioridad de cobro por los juicios los mayores de 80 años y quienes tengan enfermedades graves.

El plan para pagarle los juicios a los jubilados, que ayer aprobó el Congreso y hoy salió a explicar el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, comprende los siguientes puntos principales:

1) Abarca a casi 2,4 millones de jubilados, de los que 50.000 tienen sentencias firmes, 300.000 están en juicio y 2 millones no hicieron juicio pero tienen los mismos derechos que los anteriores. A los dos primeros se les reconocerá el fallo Badaro (ajuste por falta de movilidad entre 2002 y 2006) y, con algunos cambios, el caso Elliff(falta de correcto ajuste hasta 2009 sobre los sueldos de los últimos 10 años que se toman como referencia para el cálculo del haber inicial).

Mirá también: La nueva ley abarca a 2.400.000 millones de jubilados

2) En los pagos, se dará prioridad a los mayores de 80 años “y a aquellas personas que padezcan una enfermedad terminal cuyo desarrollo o desenlace pueda frustrar la finalidad” de la ley. Quienes tienen sentencia firme recibirán la mitad al contado y el resto en 12 cuotas trimestrales, mientras que quienes aún están en juicio recibirán el mismo plan de pagos pero sólo se les reconocerá cuatro años del total del reclamo.

3) Tanto a estos dos grupos como al de los que no hicieron juicio se les reajustará el haber jubilatorio en entre el 30% y 45%, según cada caso.

Mirá también: Los nuevos jubilados tendrán una suba promedio de 16,3%

4) Para cobrar, desde septiembre el jubilado deberá firmar un acuerdo con la ANSES a través de la página web del organismo. “El jubilado debe entrar a la pagina y dar su conformidad para celebrar el acuerdo, que luego se homologa en la Justicia y recién ahí se paga”, sostuvo Basavilbaso. La idea es este año poder hacer mas de 400.000 acuerdos y quienes no acepten podrán seguir con sus juicios o iniciarlos.

5) Se crea una pensión universal a la vejez, que será del 80% de una jubilación mínima y comenzará a pagarse desde los 65 años a quienes no tengan los aportes necesarios para jubilarse. Según Basabilvaso, hasta ahora este beneficio se abonaba a partir de los 70 años y por un valor menor.

Mirá también: Basavilbaso: “Desde ahora, la ANSES no apela más y empieza a pagar los juicios”

6) El programa no dependerá de lo que se recaude por el blanqueo, si bien todos los fondos de esta operatoria se destinarán al programa, porque el principal financiamiento provendrá de las utilidades del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES. “Desde ahora el fondo de los jubilados será para los jubilados y no para otros programas de gobierno, como se venía haciendo hasta ahora”, aseguró Basavilbaso.

Por otra parte, el programa establece el reintegro del 15% de coparticipación que se les retenía a las provincias para financiar a la ANSES, una cuestión que fue acordada recientemente entre el gobierno y los gobernadores de varias provincias. Además, Basavilbaso destacó que el programa es un primer paso “para irnos acercando al 82% móvil”, algo aún limitado por “la restricciones de la recaudación”