Aplicación de multa por Omisión de Impuestos a un contribuyente

Aplicación de multa por Omisión de Impuestos a un contribuyente

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contenciosoadministrativo Federal, sala IV(CNFedContenciosoadministrativo)(SalaIV)

Fecha: 10/12/2015

Partes: Semisa SRL c. Dirección General Impositiva s/ recurso directo de organismo externo

Publicado en: PET 12/02/2016, 9

Hechos:

El fisco aplicó una multa a un contribuyente, en los términos del art. 45 de la ley 11.683, por haber presentado la declaración jurada del  impuesto al valor agregado durante la fiscalización iniciada, pero antes de haber correrse la vista del art. 17 de la ley de procedimiento tributario. Apelada la sanción, el Tribunal Fiscal la reencuadró en el art. 38 de la citada ley. La Cámara confirmó la sentencia.

Sumarios:

  1. La aplicación de la figura prevista en el art. 45 de la ley 11.683 requiere que la omisión de presentar en tiempo la declaración jurada no sea tan sólo un retardo o pago tardío del impuesto sino que debe ser total, descartando la posibilidad de que pueda ser aplicable cuando el contribuyente sólo incurre en una tardanza y declara e ingresa el impuesto debido sin que medie requerimiento previo por parte de la administración.

Jurisprudencia Relacionada(*)

Igual Sentido

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contenciosoadministrativo Federal, sala I, “Ramón Sánchez e Hijos SRL c. Dirección General Impositiva s/ recurso directo de organismo externo”, 04/12/2014,AR/JUR/67674/2014

(*) Información a la época del fallo

  1. Según la Instrucción General 6/2007, no corresponde aplicar la sanción prevista en el art. 45 de la ley 11.683 cuando los responsables presenten la declaración jurada con anterioridad a la notificación de la vista referida en el art. 17 de la citada ley, ya que en estos supuestos, la falta de presentación debe encuadrarse en las previsiones del art. 38 y/o, en su caso, en las del art. 39 de aquella ley.

(*) Información a la época del fallo

Texto Completo: 2ª Instancia. — Buenos Aires, diciembre 10 de 2015.

Y Considerando:

1º) Que, a fs. 63/65, el Tribunal Fiscal de la Nación, por mayoría, calificó la conducta de la actora en la figura del art. 38 de la ley 11.683, quedando la multa graduada en su mínimo legal. Con costas por su orden.

Para así resolver, consideró que la actora había presentado la declaración jurada original del impuesto al valor agregado del período fiscal 8/2012 el 5/10/2012, es decir con motivo del accionar fiscal y durante la fiscalización iniciada, por lo que correspondía tener por materializado el aspecto objetivo de la sanción de multa aplicada.

Cabía tener presente lo dispuesto en la instrucción general de la DGI 6/2007, por lo que en atención a lo allí previsto se debía calificar la conducta de la actora en la figura del art. 38 de la ley 11.683, conforme lo autoriza el art. 184, último párrafo de dicha ley, y fijar la multa en el mínimo legal.

2º) Que, a fs. 66 apeló el Fisco y expresó agravios a fs. 76/82, cuyo traslado no fue contestado por su contraria.

La recurrente efectuó los siguientes planteos:

  1. a) Se agravió del reencuadre de la conducta en la figura del art. 38 de la ley 11.683, porque –según dijo- había quedado acreditado el tipo del art. 45 de esa ley, conforme las constancias y pruebas colectadas.
  2. b) Sostuvo que las costas se debieron imponer a la actora, pues -según su interpretación- el Fisco no resultó vencido en los aspectos sustanciales del litigio.

3º) Que conforme surge de los presentes autos, el Fisco impuso a la actora una multa de conformidad con lo dispuesto en el art. 45 de la ley 11.683 por haber presentado la declaración jurada original del IVA del período 8/2012 el 5/10/12, durante la fiscalización iniciada, pero antes de correrse la vista del art. 17 de la ley 11.683.

El Tribunal Fiscal consideró que, por aplicación de lo previsto en la instrucción general (AFIP) 6/2007 correspondía encuadrarla en el art. 38 de la referida normativa.

Al respecto, cabe señalar que el tipo infraccional del art. 45 de la ley 11.683 requiere que no se pague oportunamente el tributo como consecuencia de no haber presentado la declaración jurada correspondiente teniendo la obligación de hacerlo.

Por ende, no debe confundírselo con la figura del art. 38, que se refiere a un incumplimiento formal, pues en este caso el no presentar la declaración jurada debe traer como consecuencia el no pago del gravamen adeudado.

En tal sentido, se ha cuestionado cuál es el momento en que queda configurada tal conducta y a partir de cuándo el actuar del infractor deja de ser un simple incumplimiento formal.

La aplicación de la figura prevista en el art. 45 de la ley 11.683 requiere que la omisión de presentar en tiempo la declaración jurada no sea tan sólo un retardo o pago tardío del impuesto sino que debe ser total, descartando la posibilidad de que pueda ser aplicable cuando el contribuyente sólo incurre en una tardanza y declara e ingresa el impuesto debido sin que medie requerimiento previo por parte de la Administración.

Según la instrucción general (AFIP) 6/2007, no corresponde aplicar la sanción prevista en el art. 45 de la le 11.683 cuando los responsables presenten la declaración jurada con anterioridad a la notificación de la vista referida en el art. 17 -con que se inicia el procedimiento de determinación administrativa del gravamen-. En estos supuestos, la falta de presentación debe encuadrarse en las previsiones del art. 38 y/o, en su caso, en las del art. 39 de aquella ley.

De lo expuesto se infiere que la AFIP ha considerado improcedente sancionar la omisión de ingresar impuestos mientras no se haya otorgado la vista al contribuyente prevista por el actual art. 17 de la ley 11.683 (t.o. 1998), momento a partir del cual éste no puede presentar ya sus declaraciones juradas, quedando consolidada su situación por resultar imprescindible acudir al procedimiento de determinación de oficio.

Cabe señalar al respecto que la pretendida caracterización de la instrucción general como acto interno de la administración no la torna jurídicamente irrelevante (conf. Gordillo, Agustín A, Tratado de Derecho Administrativo, FCA, 5ta. Edición, t. 3, pág. II-2).

En efecto, tal como lo ha resuelto esta Sala en la causa “Woolyn SA c/ DGI”, el 21 de mayo de 2013, con el dictado de la instrucción la autoridad del organismo recaudador competente realizó una valoración general estableciendo una pauta que debe ser seguida por sus inferiores, salvo que éstos encuentren en el caso particular ciertas peculiaridades que destruyan esa presunción. La instrucción general no ha sido dictada para reglar una situación contingente que se agota con su cumplimiento sino que expresa la voluntad de la autoridad fiscal sobre cómo deben proceder los jueces administrativos frente a todos los casos que se presenten y que reúnan ciertas características. De ahí que posea fuerza normativa y quede incorporada al ordenamiento como fuente permanente de juridicidad (conf. Comadira, Julio R. – Monti, Laura (colaboradora), Procedimientos Administrativos, La Ley, 2002, T. I, ps. 193/194).

Es indudable, entonces, su carácter obligatorio en tanto fuente de la competencia del juez administrativo (arg. art. 3º de la ley 19.549). Y esa conclusión se ve reforzada si se advierte que las instrucciones generales emanan del Director General, cuya voluntad normativa no puede ser cambiada en un caso particular por quienes ejercen una función delegada en los términos del art. 10 del decreto de necesidad y urgencia 618/97. Nótese que esa norma preserva incólume la potestad jerárquica del superior al autorizar la avocación para el conocimiento y decisión de las cuestiones planteadas ante los jueces administrativos.

4º) Que, en el caso de autos, la actora omitió presentar en tiempo la declaración jurada correspondiente al impuesto al valor agregado, período 8/2012. No obstante, durante la fiscalización cumplió con dicha obligación.

5º) Que, teniendo en cuenta la interpretación que la propia Dirección General Impositiva otorga al art. 45 de la ley 11.683 y considerando que en el caso la declaración jurada en cuestión fue presentada sin que se hubiera iniciado el procedimiento de determinación de oficio, procede desestimar los agravios del Fisco referidos al encuadre en la figura de omisión.

6º) Que en cuanto se refiere a la imposición de costas de la instancia anterior corresponde confirmar lo resuelto por el Tribunal Fiscal en atención a la naturaleza compleja y a las particularidades de la cuestión debatida (art. 68, segunda parte del CPCCN).

7º) Que en cuanto al diferimiento solicitado a fs. 93, conforme al artículo 2° de la acordada de la CSJN nº 66/90, cuando el Estado Nacional debe integrar la tasa judicial antes de que quede firme la sentencia de condena, el pago podrá ser diferido para el año correspondiente al siguiente ejercicio financiero, a fin de que pueda ser previsto en el presupuesto respectivo. Tal postergación en el pago no excluye que este Tribunal cuente con los medios necesarios para el control de su cumplimiento.

Que por ello, corresponde hacer lugar al pedido de diferir el pago de la tasa de justicia respecto de la suma de $ 1.359,30 (confr. 89), debiendo el apoderado fiscal acreditar, dentro de los quince días, las medidas adoptadas por su Superioridad para la inclusión del crédito en el presupuesto correspondiente.

En su oportunidad, el pago deberá efectuarse computando un interés equivalente a la tasa promedio de la caja de ahorro común que publique el Banco Central de la República Argentina, capitalizable mensualmente (conf. acordada CSJN n° 47/91) y se hará efectivo sin necesidad de intimación alguna al vencimiento de la suspensión dispuesta.

Por lo expuesto se resuelve: a) confirmar lo resuelto por el tribunal a-quo en todo cuanto fue materia de agravios, sin costas en la alzada por ausencia de actividad útil de la contraparte, b) diferir el pago de la tasa de justicia del Fisco de conformidad con lo dispuesto en el considerando 7º.

Regístrese, notifíquese y devuélvase. — Marcelo Daniel Duffy. — Jorge Eduardo Morán. — Rogelio W. Vincenti

Personas físicas. Deducciones anuales en concepto de ganancia no imponible, cargas de familia y deducción especial. Incremento.

Personas físicas. Deducciones anuales en concepto de ganancia no imponible, cargas de familia y deducción especial. Incremento.

IMPUESTO A LAS GANANCIAS

Decreto 394/2016

Ley de Impuesto a las Ganancias. Modificación. Decreto N° 1.242/2013. Derogación.

Bs. As., 22/02/2016

VISTO el Expediente N° S01:0033591/2016 del Registro del MINISTERIO DE HACIENDA Y FINANZAS PÚBLICAS, el Artículo 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, y

CONSIDERANDO:

Que el Artículo 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones establece el monto de las deducciones anuales en concepto de ganancia no imponible, cargas de familia y deducción especial, computables para la determinación del citado gravamen correspondiente a personas físicas y sucesiones indivisas.

Que en concordancia con la instrumentación de las políticas económicas a las que se encuentra abocado el PODER EJECUTIVO NACIONAL, resulta procedente adecuar a las mismas determinados parámetros tributarios a fin de que su aplicación no deteriore el poder adquisitivo de los trabajadores ni produzca efectos negativos en la demanda de bienes y servicios.

Que en este sentido, se considera conveniente incrementar el importe de las deducciones del Artículo 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, tanto para aquellos contribuyentes asalariados, jubilados y pensionados como para quienes desempeñan su actividad en forma autónoma, en orden a consolidar los objetivos citados precedentemente.

Que el Decreto N° 1.242 de fecha 27 de agosto de 2013, que estipula medidas en el marco de la determinación del impuesto a las ganancias, con relación a las rentas mencionadas en los incisos a), b) y c) del Artículo 79 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, trajo consigo una serie de consecuencias inequitativas desde su aplicación a partir del 1 de septiembre de 2013 hasta la actualidad.

Que dicha norma ha segmentado el universo de los asalariados con la consecuente generación de distorsiones que afectan la naturaleza progresiva del tributo, toda vez que inmovilizó su tratamiento impositivo a agosto de 2013, con independencia de la remuneración bruta que perciban en la actualidad, desconociendo de esa forma la situación particular de cada trabajador argentino.

Que, en consecuencia, corresponde eliminar la metodología instrumentada a través del Decreto N° 1.242/13.

Que la Dirección General de Asuntos Jurídicos del MINISTERIO DE HACIENDA Y FINANZAS PÚBLICAS ha tomado la intervención que le compete.

Que la presente medida se dicta de conformidad con lo establecido en el Artículo 99, inciso 2 de la CONSTITUCIÓN NACIONAL y en el Artículo 4° de la Ley N° 26.731.

Por ello, EL PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA DECRETA:

Art. 1° — Sustitúyense los incisos a) y b) y el primer párrafo del inciso c) del Artículo 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones por los siguientes:

“a) en concepto de ganancias no imponibles, la suma de PESOS CUARENTA Y DOS MIL TRESCIENTOS DIECIOCHO ($ 42.318), siempre que sean residentes en el país;”

“b) en concepto de cargas de familia, siempre que las personas que se indican sean residentes en el país, estén a cargo del contribuyente y no tengan en el año entradas netas superiores a PESOS CUARENTA Y DOS MIL TRESCIENTOS DIECIOCHO ($ 42.318), cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto:

1) PESOS TREINTA Y NUEVE MIL SETECIENTOS SETENTA Y OCHO ($ 39.778) anuales por el cónyuge;

2) PESOS DIECINUEVE MIL OCHOCIENTOS OCHENTA Y NUEVE ($ 19.889) anuales por cada hijo, hija, hijastro o hijastra menor de VEINTICUATRO (24) años o incapacitado para el trabajo;

3) PESOS DIECINUEVE MIL OCHOCIENTOS OCHENTA Y NUEVE ($ 19.889) anuales por cada descendiente en línea recta (nieto, nieta, bisnieto o bisnieta) menor de VEINTICUATRO (24) años o incapacitado para el trabajo; por cada ascendiente (padre, madre, abuelo, abuela, bisabuelo, bisabuela, padrastro y madrastra); por cada hermano o hermana menor de VEINTICUATRO (24) años o incapacitado para el trabajo; por el suegro, por la suegra; por cada yerno o nuera menor de VEINTICUATRO (24) años o incapacitado para el trabajo.

Las deducciones de este inciso sólo podrán efectuarlas el o los parientes más cercanos que tengan ganancias imponibles;”

“c) en concepto de deducción especial, hasta la suma de PESOS CUARENTA Y DOS MIL TRESCIENTOS DIECIOCHO ($ 42.318), cuando se trate de ganancias netas comprendidas en el Artículo 49, siempre que trabajen personalmente en la actividad o empresa y de ganancias netas incluidas en el Artículo 79.”

Art. 2° — Derógase el Decreto N° 1.242 de fecha 27 de agosto de 2013.

Art. 3° — Lo dispuesto en el presente decreto tendrá efectos a partir del 1 de enero de 2016, inclusive.

Art. 4° — Dése cuenta a la COMISIÓN BICAMERAL PERMANENTE del HONORABLE CONGRESO DE LA NACIÓN.

Art. 5° — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — MACRI. — Marcos Peña. — Alfonso de Prat Gay.

Fecha de publicación 23/02/2016

Consulta Frecuente: Monotributo: El pago de la obligación mensual realizado fuera de término, ¿genera intereses?

Fuente: http://www.afip.gob.ar/

ID 11167301
El pago de la obligación mensual realizado fuera de término, ¿genera intereses?
09/10/2013 12:00:00 a.m.

 

Si, el pago realizado fuera de término genera intereses.

Podrá consultar el importe de los mismos ingresando con su clave fiscal al servicio CCMA -Cuenta Corriente para Contribuyentes Monotributistas y Autónomos-

O podrá calcular manualmente los mismos utilizando la calculadora de intereses. Podrá ingresar haciendo click

aquí.

Fuente: CIT AFIP

Cómo será la nueva línea de créditos hipotecarios que prepara el Gobierno

Fuente: http://www.iprofesional.com/

El titular de la ANSES sostuvo que están trabajando en el desarrollo de una nueva línea de créditos para la vivienda, que fue promesa electoral

Finanzas, 22 de febrero de 2016

El titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, adelantó que se encuentra trabajando junto al presidente Mauricio Macri en el desarrollo de una nueva línea de créditos hipotecarios. Se trata de una promesa de campaña que se cumpliría en los próximos meses y así se saldaría una deuda con aquellas familias de clase media que, ante la imposibilidad de comprar una vivienda, se ven obligadas a alquilar.

“Lo que estamos pensando es en reemplazar la cuota de un alquiler por una cuota hipotecaria“, afirmó Basavilbaso. El titular de Anses explicó, a modo de ejemplo, que una familia con un ingreso de 15 o 20 mil pesos, pagando una cuota de 8 mil, podría obtener un crédito hipotecario de 500 mil pesos.

El funcionario agregó, considerando que dicho monto no cubre la totalidad de lo necesario para adquirir un departamento, que “tiene que haber un ahorro previo del 20 o 30 por ciento“, que, de acuerdo a sus estudios, una familia de esas características es capaz de conseguir. “Si se puede, los créditos serán más grandes. Muchas veces hay familias que entre los dos sueldos pueden conseguir un crédito mayor”, estimó.

Consultado por La Red sobre la aparente insuficiencia del monto ofrecido, el funcionario aseguró que “por 50 mil dólares se encuentran departamentos en la mayoría de las ciudades” y que, en el caso de Capital Federal, los barrios que manejan este valor se ubican en la zona sur.

El funcionario diferenció esta iniciativa del plan del Procrear, impulsado por el gobierno kirchnerista para la entrega de créditos destinados a la construcción de viviendas. En este sentido, expresó que en ese caso “elcrédito promedio está en 350.000 pesos y además es solo para construcción”. “Tienen que tener el terreno y hay mucha gente que no lo tiene y le cuesta”, señaló.

En esta línea, explicó: “El 92% de los argentinos vivimos en ciudades y a veces no es fácil construir en la ciudad y menos conseguir un terreno”.

“Estamos estudiando formas más agresivas de subsidios para incluir familias de sectores medios bajos”, adelantó Basavilbaso, al tiempo que explicó que “hay familias que tienen poder adquisitivo para poner una parte del dinero y ahí no vale la pena que el estado cubra todo”.

 

El Gobierno promete analizar el impacto de Ganancias en jubilaciones

Fuente: http://www.iprofesional.com/

El jefe de Gabinete Marcos Peña señaló que la AFIP analizará el alcance del Impuesto a las Ganancias a los jubilados luego de la suba del piso del tributo aunque dijo que hay que ser “prudentes” sobre eventuales correcciones

Impuestos, 23 de febrero de 2016

El jefe de Gabinete Marcos Peña señaló que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)analizará el alcance del Impuesto a las Ganancias a los jubilados luego de la suba del piso del tributo aunque dijo que hay que ser “prudentes” sobre eventuales correcciones.

“El tema de los jubilados lo atenderemos, hemos recibido el informe (del Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino) y daremos una respuesta desde AFIP. Quiero ser prudente, porque es algo técnico. Lo irán comunicando AFIP y ANSES para no cometer errores”, precisó Peña desde la Casa Rosada, cuando lo abordó la prensa, luego de que se anunciara un proyecto de “modernización del Estado”.

El jefe de Gabinete también abordó otro punto polémico de los cambios en Ganancias: la falta deactualización de las escalas, que el macrismo había prometido en campaña, pero que ahora quiere postergar para 2017. “Queremos que se discuta en el Congreso y se pueda implementar en 2017. Se tiene que discutir en 2016, pero hay que ser conscientes de la frágil situación de la economía del país. Argentina tiene uno de los peores déficit de la historia, heredado del gobierno anterior”, señaló Peña.

Y luego abundó: “Estamos tratando de cuidar que el Estado pueda brindar los servicios y obligaciones que tiene. Se hizo un anuncio que tiene un enorme impacto fiscal, un esfuerzo por parte del Estado y las provincias, que también hay que contemplar. La mitad del impuesto se paga de las provincias, porque es coparticipable. Son casi $50 mil millones que se transfieren a los ciudadanos, generando un aumento independientemente de la paritaria”.

“Es un muy importante paso -continuó el jefe de Gabinete-, casi triplicar el mínimo no imponible. Las situaciones puntuales que se van generando en un impuesto mal hecho y distorsionado por la inflación, se irá analizando en cada caso. El diálogo franco, abierto y responsable en el Congreso es el camino para ir corrigiendo estas situaciones puntuales. Apelamos a la responsabilidad de los dirigentes políticos y sindicales que han dicho cosas, atendibles y respetables, pero tenemos que ir encontrando para que una de las variables no altere esta situación frágil en la que estamos. Hace cuatro años que estamos estancados en generación de empleo, crecimiento y afecta a los más vulnerables”.