Fuente: http://www.ambito.com/

Miércoles 30 de Diciembre de 2015

FUE UNA CONTRACCIÓN RÉCORD QUE EQUIVALE A CASI 4,4% DE LA BASE MONETARIA

Por: Jorge G. Herrera

Jugó fuerte ayer el Banco Central en la última licitación de Letras y Notas del año al contraer la base monetaria en casi $ 28.000 millones (esto equivale aproximadamente al 4,4% del total de la base).

Pero, quizás, la señal más relevante es que lo hizo bajando tanto las tasas de corto plazo como las de largo. Por ejemplo, la tasa más corta, a 35 días, que supo estar en el arranque de la nueva conducción en un 38%, la semana pasada bajó al 36% y ayer sufrió un nuevo recorte y cerró en el 33%. Mientras que la tasa más larga, a 252 días, pasó del 31% a poco más del 29%.

Además el ente monetario recibió propuestas por Lebac en dólares por más de u$s 1.100 millones.

Tras el levantamiento del cepo cambiario y dada la tenue estabilidad que ha mostrado el dólar en el mercado informal, el titular del BCRA, Federico Sturzenegger, ahora apunta los cañones a las expectativas inflacionarias. Así lo deja en claro en el comunicado difundido ayer tras la licitación: “Habiéndose normalizado el funcionamiento del mercado cambiario, en la presente licitación de Letras el BCRA ya focalizó su atención en la evolución de los precios domésticos. A pesar de una reducción de la inflación desde la unificación cambiaria, los niveles registrados se ubican todavía en rangos muy superiores a los que el BCRA considera razonables. En tanto persista esta divergencia, el BCRA actuará de manera contractiva a fines de contener la evolución de los precios, objetivo primario de actuación de la Institución”.

Lo cierto es que la demanda de dinero, de empresas y particulares, aún le está jugando a favor en estos días, lo que se refleja, en cierta manera, en la estabilidad del dólar, más allá de los vaivenes estacionales. Lo cual constituye una oportunidad a aprovechar por el ente monetario, de cara a la reversión del ciclo dentro de poco más de un mes, cuando comiencen a retornar al sistema todos los pesos emitidos excedentes. La señal emitida desde el desembarco de Sturzenegger de subir las tasas se interpreta como un llamado a la prudencia frente al fin del cepo, dado que nadie tenía certeza de cómo se iba a comportar el mercado cambiario. Si bien continuarán con la política monetaria activa, vía Lebac y Nobac, bien entrado el primer bimestre de 2016 será la cotización del dólar el termómetro de monitorear, si es que el BCRA seguirá financiando al Tesoro con la misma intensidad.

“En la licitación de Lebac, ayer el BCRA produjo una contracción de la base monetaria de $ 27.928 millones, en simultáneo con una caída en las tasas de interés, consistente con menores expectativas de inflación”, informó el Central. En el segmento en pesos, las propuestas alcanzaron un nivel de $ 64.279 millones, adjudicándose $ 42.808 millones. Las tasas de corte se ubicaron en 33%, 32%, 31%, 30,5%, 29.86%, 30% y 29,2% para los plazos de 35, 56, 98, 119, 148, 203 y 252 días, respectivamente.

En lo que respecta a las Lebac en dólares, se recibieron ofertas por u$s 1.162 millones, adjudicándose u$s 928 millones. En el Segmento I (35 y 91 días de plazo) el monto adjudicado alcanzó u$s 876 millones y en el Segmento E (175 y 357 días de plazo) se adjudicaron u$s 53 millones. Las tasas de corte se ubicaron en 3,09%, 3,25%, 3,25% y 3,25% para los plazos de 35, 91, 175 y 357 días, respectivamente.