Columna de opinión: Primera Sentencia producida bajo la modalidad del Juicio por Jurados en Neuquén. Algunos aprendizajes. Autora: Leticia LorenzoPublicado en: LLPatagonia 16/06/2014, 253
Fallo comentado: Colegio de jueces del interior de la Provincia del Neuquen, con sede en la ciudad de Cutral Co ~ 2014-04-21 ~ P., C. B. s/ homicidio simple

 

(*)

  1. Introducción

El 14 de enero de 2014 entró en vigencia un nuevo código procesal penal en la provincia de Neuquén, luego de dos años de vacación legal en los que se preparó lo concerniente a su implementación.

En términos generales, la normativa pone en vigencia un procedimiento de corte estrictamente acusatorio, con la titularidad de la acción en cabeza del Ministerio Público Fiscal, una clara división entre las funciones jurisdiccionales y las administrativas en el marco judicial y un proceso enteramente diseñado por audiencias, desde el momento de la imputación formal de un delito a una persona hasta las instancias de impugnación a las decisiones asumidas en el curso del proceso.

Sin lugar a dudas lo más novedoso de esta normativa es que se convierte en el primer código del país en regular enteramente en su normativa la modalidad de enjuiciamiento a través de jurados populares. A diferencia de otras regulaciones que han establecido como principio general el juicio por jurados, estableciendo que una ley posterior especial regulará su procedencia y conformación, el código neuquino regula en su Art. 3º, segundo párrafo que “La competencia y el procedimiento para el juicio por jurados en causas criminales se ajustarán a las normas de este Código”, para luego desarrollar en extenso el formato adoptado para llevar adelante un juicio por jurados. (1)

A partir de la incorporación del jurado popular mucho del trabajo realizado en los dos años previos a la implementación se ha vinculado con la generación de las condiciones necesarias para su puesta en marcha efectiva, realizando una serie de tareas de logística y organización que han permitido llegar al mes de abril de 2014 con el primer juicio por jurados realizado, cuya sentencia es objeto del presente comentario.

  1. La sentencia en el juicio por jurados. Diferencias esenciales con la sentencia de un tribunal técnico

Un segundo aspecto importante a reseñar previamente a introducirnos en la sentencia en cuestión, es la diferencia en cuanto a la estructura de una sentencia en un juicio por jurados populares y una sentencia dada por un tribunal técnico. En tanto el Art. 194 del procedimiento neuquino sigue la estructura tradicional de una sentencia (2), el art. 211 establece que “Cuando el juicio se celebre por tribunal de jurados, la sentencia se ajustará a las normas previstas en este código pero deberá contener, en lugar de los fundamentos de la decisión sobre los hechos probados y la culpabilidad del imputado, la transcripción de las instrucciones dadas al jurado sobre las disposiciones aplicables al caso y el veredicto del jurado” (el destacado me pertence).

A partir del formato establecido para la sentencia en el juicio por jurados, podemos comenzar a constatar la importancia decisiva que el juez técnico tiene en el transcurso del debate y en el momento previo a enviar al jurado popular a la deliberación, ya que bajo su responsabilidad se encuentra explicar al jurado, en forma clara y sencilla, los puntos controvertidos en el juicio, el contenido legal debatido y el formato de la deliberación que deben llevar adelante para llegar a un veredicto. (3)

Uno de los puntos más debatidos en los últimos tiempos sobre el juicio por jurados es, justamente, el referido a la carencia de fundamentación en el veredicto que brindan una vez concluida la deliberación. Sin embargo, el transcurso concreto del juicio y la posibilidad de litigar en forma extensa las instrucciones que el juez dará al finalizar el debate y que harán parte de la sentencia, permite sostener que ambas partes encuentran preservados sus derechos, tanto en la deliberación del jurado como a una posible impugnación posterior. (4)

  1. El caso juzgado en el primer juicio por jurados de Neuquén. Desarrollo del juicio

Los días 9 y 10 de abril de 2014 se desarrolló el primer juicio por jurados de la provincia de Neuquén, en la localidad de Cutral Co. La causa que originó el juicio por jurados fue un homicidio ocurrido el 23 de febrero de 2013, en Villa El Chocón. Carlos Bruno Posse, de 24 años de edad, fue acusado de homicidio simple en perjuicio de Rubén Darío Castro, de 21 años de edad al momento del hecho.

La fiscalía planteó como teoría del caso que motivado por una disputa anterior, Posse increpó en un primer momento a Castro en un local bailable de Villa El Chocón para luego, haciendo uso de un arma blanca, ocasionarle la muerte en las afueras del local. En tanto la defensa estableció como su teoría propia que Posse no podía dirigir sus acciones a causa del alcohol consumido y que, por ello, se encontraba en estado de inimputabilidad al momento de ocurrir el hecho.

En el transcurso del debate la fiscalía presentó a testigos presentes en el momento en que ocurrió la muerte de Castro, como así también peritos entre los que se contaron el médico forense que estableció la causa de la muerte, el psiquiatra del tribunal que declaró sobre la capacidad de comprensión de Posse al momento de ocurrir el hecho, el médico policial y el médico del Hospital de Picun Leufu, que realizó el examen físico al acusado Posse en momentos posteriores a haber sido detenido.

La defensa, por su parte, cuestionó la credibilidad de los testigos del Ministerio Público Fiscal, procurando apuntar con sus preguntas al punto planteado: su defendido no estaba en capacidad de comprender sus acciones al momento del hecho.

Finalizados los alegatos en conclusiones de ambas partes, el juez técnico dio un cuarto intermedio para elaborar las instrucciones finales que daría al jurado. Sin la presencia del jurado, puso en discusión con la acusación y la defensa una propuesta de instrucciones unificadas basada en las propuestas presentadas por ambas partes; se litigaron algunos puntos específicos por parte de la defensa, referidos a la forma en que el juez explicaría la inimputabilidad y una vez alcanzado un consenso en cuanto a las instrucciones definitivas, se ordenó la presencia del jurado nuevamente en la sala de audiencia. Ante el jurado en pleno, el juez técnico leyó las instrucciones completas aclarando a su vez que una copia escrita de las mismas sería entregada al jurado al momento en que pasaran a la deliberación.

La deliberación del jurado duró poco más de noventa minutos, luego de los cuales se constituyó nuevamente en la sala de audiencias y a través de su presidenta dio un veredicto de culpabilidad alcanzado por unanimidad.

Dado que el código procesal penal de Neuquén establece en todos los casos —tanto con tribunal técnico como con jurados populares— la realización del juicio en dos fases, una para discutir la comisión del hecho y otra para discutir la imposición de la pena en aquellos casos en que se encuentre responsable penalmente a la persona, culminada la labor del jurado de deliberar sobre los hechos y la participación del acusado en los mismos, se fijó una nueva audiencia ante el juez técnico en la que se presentó prueba y se discutió la pena a imponerse, que finalmente se fijó en doce años de efectivo cumplimiento.

  1. La sentencia

Como se ha mencionado líneas arriba esta sentencia, primera en su tipo en el país, se regula con la particularidad de que, debiendo ajustarse a las normas previstas para una sentencia ante un tribunal técnico, debe contener en lugar de los fundamentos de la decisión sobre los hechos probados y la culpabilidad del imputado, la transcripción de las instrucciones dadas al jurado sobre las disposiciones aplicables al caso y el veredicto del jurado.

En este caso la sentencia está estructurada en cuatro puntos:

  1. Los datos de identificación del caso, los intervinientes y el tribunal juzgador;
  2. Una descripción sucinta de lo sucedido en el juicio y las instrucciones impartidas y el veredicto dado por el jurado;
  3. La calificación legal; y
  4. La determinación de la pena.

Los puntos 2 y 4 podrían considerarse centrales en la sentencia ya que son los que permiten evidenciar el transcurso de las dos audiencias producidas en el juicio: la audiencia sobre la existencia del hecho, su calificación y la participación del acusado y la audiencia de imposición de pena.

Con relación al punto 2, se destaca que frente a la exigencia establecida en el juicio ante tribunal técnico de “descripción de los hechos que han sido objeto del juicio”, en el desarrollo de la sentencia se hace referencia a “…la acusación admitida que consta en el acta de audiencia de control de la acusación celebrada oportunamente, es la que sirve de base para la etapa del juicio oral”. Esto implica que la sentencia en sí no tiene una descripción del hecho que se enjuició sino que remite a una actuación anterior, cual es el auto de apertura a juicio dictado por el juez de garantías al finalizar la etapa intermedia. Probablemente la razón del juez para hacer una referencia en lugar de la descripción específica se vincule a una necesidad de centrarse en mayor medida en la incorporación de las instrucciones que dieron lugar a la deliberación del jurado, ya que son ellas el objeto principal para una posible posterior impugnación por parte de la defensa en caso de resultar un veredicto de culpabilidad. (5)

Con relación a ese punto, el referido específicamente a las instrucciones, si bien las instrucciones finales dadas por el juez al jurado fueron amplias y abarcaron varios puntos, el contenido de la sentencia en cuanto a la transcripción de las instrucciones se enfoca en forma específica en las cuestiones vinculadas con el delito acusado por el Ministerio Público Fiscal y la defensa esgrimida en el juicio.

Las instrucciones finales dadas en audiencia al jurado tuvieron explicaciones que podrían dividirse en tres grandes grupos:

  1. Obligaciones del jurado en su participación, deliberación y veredicto;
  2. Conceptos centrales para la valoración de la prueba; y
  3. Explicación de los elementos legales. (6)

La sentencia hace referencia en forma exclusiva al punto 3, sin transcribir lo referido a los dos puntos anteriores. Seguramente esto se da en virtud a que el Código Procesal Penal, en su art. 211 al referirse a la transcripción de las instrucciones especifica en el siguiente sentido: “…la transcripción de las instrucciones dadas al jurado sobre las disposiciones aplicables al caso y el veredicto del jurado”. En un sistema novedoso como el que comentamos, esa disposición del código puede comprenderse en un sentido estricto o en un sentido amplio.

Concebida en sentido estricto, puede interpretarse referida en exclusivo a lo que transcribe el juez: la explicación clara y sencilla de las normas legales puestas en juego por la acusación y la defensa. Entendida en un sentido amplio, podría entenderse que la transcripción a la que refiere el artículo involucra a todas las instrucciones brindadas al jurado previamente a pasar a la deliberación. Personalmente considero que dada la riqueza que constituyen las instrucciones finales que el juez técnico brinda al jurado como puente para una deliberación serena, armoniosa y acorde al derecho establecido, es de suma importancia que la sentencia contenga la transcripción completa de cuanto se ha dicho al jurado en audiencia.

Finalmente, el último punto de la sentencia es el referido a la imposición de la pena. En él puede observarse un mayor desarrollo y una valoración más específica, en función a que en esa segunda audiencia es el juez técnico —el juez del derecho— el encargado de escuchar a las partes, observar la prueba ofrecida y decidir en consecuencia la pena a imponerse. Pese a existir un mayor desarrollo de la fundamentación, también aquí puede observarse una cierta tendencia a referir cuestiones sucedidas en la audiencia que para un lector de la sentencia que no ha concurrido a las presentaciones realizadas resultan de difícil comprensión. Nuevamente, considero que este es un punto que puede sucederse en función a la existencia del registro video grabado de todo lo presentado por las partes al momento de realizar la audiencia.

  1. Conclusiones

La sentencia que presentamos constituye la conclusión del primer juicio realizado bajo la modalidad de jurados populares en el país. En ese contexto, más allá de la experiencia comparada y la posibilidad de acceder a materiales desarrollados desde el plano teórico sobre la labor del juez técnico —o juez del derecho— en estos juicios, considero que se trata de un documento que abre un nuevo camino de desarrollo para los jueces del país, que no tiene que ver en forma exclusiva con la sentencia como tal, sino que se vincula antes con el formato y contenido de las instrucciones que se imparten al jurado.

Esta temática, la de las instrucciones al jurado popular, se constituye en una nueva materia de estudio a la que tendremos que dedicarle tiempo, reflexión y esfuerzo por ser claros, precisos y aprender a comunicar a la ciudadanía, en términos sencillos, el contenido del andamiaje normativo del sistema penal. (7)

Más allá de la sentencia en sí, este artículo ha intentado elaborar una especie de crónica de todo el proceso desarrollado para llegar a esta consecuencia, que es un punto de partida para la mejora y el debate sobre el desarrollo de los futuros juicios por jurados en la provincia. (8) Se trata de un camino recién iniciado, sobre el que seguramente se dará mucha historia en el futuro judicial de nuestro país.

(*) Coordinadora de Capacitación. Poder Judicial de Neuquén.

 

(1) Dentro del Libro I (Principios Generales y Lineamientos), en el Título II (Jurisdicción, competencia y sujetos penales), los arts. 43 a 47 regulan la Integración de Tribunales de Jurados. Posteriormente el Libro IV (Juicio Oral y Público), en su Título II regula el procedimiento específico del Juicio con Jurados Populares en los arts. 197 a 212.

 

(2) Estableciendo como requisitos esenciales de la misma: 1) el lugar y fecha en que se dicta, la mención del tribunal, las partes y los datos personales del imputado; 2) la descripción de los hechos que han sido objeto del juicio y aquellos que el tribunal ha considerado acreditados; 3) el voto de los jueces que integraron el Tribunal sobre cada una de las cuestiones planteadas en la deliberación; 4) los fundamentos de hecho y de derecho; y 5) la parte dispositiva y la firma de los jueces.

 

(3) La normativa específica del Código Procesal Penal establece al respecto: Art. 205. Instrucciones para la deliberación de jurados. Una vez clausurado el debate, el juez invitará a los jurados a retirarse de la sala y celebrará una audiencia con los abogados de las partes a fin de que presenten sus propuestas para la elaboración de las instrucciones. Seguidamente, decidirá en forma definitiva cuáles serán las instrucciones a impartir a los jurados. Las partes dejarán constancia de sus disidencias u oposiciones para el caso de interposición de recursos contra el fallo.Los abogados podrán anticipar sus propuestas de instrucciones presentándolas por escrito, entregando copia al juez y los abogados de las demás partes.Art. 206. Explicación de las instrucciones y deliberación. Cumplido lo dispuesto en el artículo anterior, el juez hará ingresar al jurado a la sala de juicio. Primero le explicará al jurado las normas que rigen la deliberación, le entregará una copia de ellas por escrito y les informará sobre su deber de pronunciar el veredicto en sesión secreta y continua. Luego les impartirá las instrucciones. Les explicará los puntos controvertidos del caso, las cuestiones esenciales a decidir y las disposiciones legales aplicables al caso, expresando su significado y alcance en forma sencilla y clara.Inmediatamente después, los jurados pasarán a deliberar en sesión secreta y continua en la que únicamente deberán estar la totalidad de sus miembros titulares. Está vedado el ingreso a cualquier otra persona, bajo pena de nulidad. Una vez que los jurados titulares comenzaron la deliberación, los jurados suplentes quedarán desvinculados del juicio y podrán retirarse. La deliberación no podrá extenderse más de dos días ni podrá suspenderse salvo enfermedad grave de alguno de los jurados. En este caso la suspensión no podrá durar más de tres días, luego de los cuales se deberá realizar el juicio nuevamente.Si durante la deliberación los integrantes del jurado tuviesen dudas sobre el alcance de las instrucciones, en cualquiera de sus aspectos, lo harán saber al juez por escrito y se repetirá el procedimiento previsto en el segundo párrafo del artículo anterior para su posterior aclaración.Los jurados elegirán su presidente, bajo cuya dirección analizarán los hechos. La votación será secreta.

 

(4) Sobre este punto se recomienda la lectura de HARFUCH, Andrés, “Inmotivación, secreto y recurso amplio en el juicio por jurados clásico”. Puede encontrarse en www.infojus.gov.ar/doctrina/dacf130006-harfuch-inmotivacion_secreto_recurso_amplio.htm;jsessionid=jix7s6p7enr5ie8rg1sk8bvf?0&src=RVDPE003 ULTIMA VISITA: 15/5/2014.

 

(5) El Código Procesal Penal establece: Art. 238. Recursos en los juicios por jurados. En los juicios ante tribunal de jurados, serán aplicables las reglas del recurso contra la sentencia, previstas en este código, y constituirán motivos especiales para su interposición:a) La inobservancia o errónea aplicación de las reglas referidas a la constitución y recusación del jurado y a la capacidad de sus miembros;b) La arbitrariedad de la decisión que rechace medidas de prueba, de modo que se hubiera cercenado el derecho de defensa en juicio y condicionado la decisión del jurado;c) Cuando se hubieran cuestionado las instrucciones al jurado y se entendiera que éstas pudieron condicionar su decisión.No procederá recurso alguno contra la sentencia absolutoria, salvo que el acusador demuestre fehacientemente que el veredicto de no culpabilidad fue producto del soborno.

 

(6) Las instrucciones finales tuvieron los siguientes ejes: 1. Obligaciones de los miembros del jurado; 2. Obligaciones del juez y del jurado; 3. Improcedencia de información externa; 4. Sentimiento de prejuicio o lástima; 5. Irrelevancia del castigo; 6. Tarea del Jurado. Posibles enfoques; 7. Instrucciones futuras; 8. Procedimiento para efectuar preguntas; 9. Requisitos del veredicto; 10. Principios Generales; 11. Valoración de la prueba; 12. Prueba presentada por la defensa; 13. Definición de lo que no es prueba; 14. Prueba pericial; 15. Prueba material; 16. Motivo; 17. Notas; 18. Formas de participación; 19. Delito de homicidio simple; 20. Delito intencional; 21. Delito imprudente o culposo; 22. Rendición del veredicto; 23. Conducta del jurado durante las deliberaciones; 24. Requisitos del veredicto.

 

(7) La Asociación Argentina de Juicio por Jurados cuenta con muy buen material de estudio sobre la temática de las instrucciones disponible en su página web: //www.juicioporjurados.org/

 

(8) En el canal de YOUTUBE de la Escuela de Capacitación del Poder Judicial de Neuquén, pueden encontrarse los videos correspondientes al juicio por jurados cuya sentencia se presenta: //www.youtube.com/channel/UCJuGPR7w72qLjhIQ9EXnA2Q