TRATADO DE DERECHO TRIBUTARIO ECONÓMICO – CONSTITUCIONAL – SUSTANCIAL – ADMINISTRATIVO – PENAL 4A. EDICIÓN

Como bien lo expresa la presentación de esta obra, el Dr. Osvaldo H. Soler se ha dedicado profundamente no sólo a la investigación sino a la práctica del Derecho Tributario. Ejerce la docencia mediante conferencias, seminarios, charlas y cursos en diferentes foros, ha redactado más de 200 artículos publicados en diferentes medios especializados. Es autor y coautor de importantes Libros, entre ellos, y por mencionar sólo algunos, “Régimen Penal Tributario” —año 1990—, “Derecho Tributario (Teoría General)” —año 1993—, “Derechos y defensas del contribuyente frente al Fisco” —año 2001—.

En mi trayectoria como tributarista he escrito gran cantidad de prólogos de autores que han tenido la deferencia de solicitarme tal tarea. Es algo que tomé con entusiasmo cuando las obras me complacieron lo suficiente como para que les dedicara mi tiempo disponible —el cual no es demasiado—. Le dije al Dr. Soler que me enviara el trabajo para evaluarlo y decidir si la prologaría o no.

Al adentrarme en la obra recibí una enorme satisfacción debido a que el autor se movía con gran soltura dentro de la ciencia del derecho tributario, no esquivaba los tópicos más espinosos y complicados de la materia, manejaba en prominente volumen la doctrina existente sobre el tema y demostraba un acertado criterio propio. Su forma de escribir tornaba fáciles los temas difíciles y los hacía claramente comprensibles para los usuarios, sin que ello “signifique” disminuir la calidad del tratamiento.

En cuanto a su contenido, la presente Obra procura sistematizar el estudio de la disciplina en seis partes claramente distinguidas:

La primera denominada “Evolución de la ciencia financiera”, la segunda incursiona en el “Derecho tributario constitucional”, relativo a la potestad tributaria en la Argentina y a los principios inherentes al Derecho Tributario Sustancial. Este es un tópico sumamente importante, y en pocas palabras puedo expresar que el Derecho Constitucional Tributario estudia las normas fundamentales que disciplinan el ejercicio del poder tributario y que se encuentran en las cartas constitucionales de los Estados de derecho. Incluye en su estudio, las normas que delimitan y coordinan los poderes tributarios o estatales entre las diferentes esferas de poder en los países con régimen federal de gobierno.

La tercera parte abarca el “Derecho tributario sustancial”, que se ocupa básicamente del hecho imponible y todas las consecuencias jurídicas que de él emanan. El derecho tributario material tiene la misión de regular la relación jurídica que unirá al acreedor Estado y a los deudores contribuyentes durante el lapso que transcurra entre la creación de un tributo dirigido a ciertas personas y su pago.

La cuarta parte se ocupa del “Derecho tributario administrativo”, con un sólido estudio de aspectos relevantes como por ejemplo: el deber de informar, la determinación tributaria, el procedimiento de determinación de oficio, las facultades de verificación y control del Organismo Fiscal, entre otros.

La quinta se refiere al “Derecho tributario penal”, el cual, y según lo expuse en mi “Curso de Finanzas, Derecho financiero y tributario”,8ª edición, se aboca a la regulación jurídica de todo lo atinente a la infracción y a la sanción tributaria.

Y, finaliza el Dr. Soler, con una sexta parte dedicada a la “Interpretación y comprensión del derecho tributario”, a partir de un enfoque diferente dirigido a distinguir los criterios de interpretación sobre el alcance del hecho imponible, de lo que podemos denominar la comprensión de todo aquello no relacionado directamente con el hecho imponible.

No voy a hablar del contenido específico de la obra, ya que no lo creo necesario. El lenguaje tan claro y preciso en que está escrita me releva de hacerlo.

El juicio que me merece es óptimo. Todas las opiniones que se vierten están sólidamente fundadas y el autor no elude los juicios propios, aún cuando los mismos se emiten luego de evaluar con razonabilidad y sentido común todo lo más importante que se ha escrito de cada tema.

Como no podía ser de otra manera, disiento con alguno de sus enfoques, pero ello no debe preocupar al autor porque es cosa habitual entre los abogados y más común aún entre los autores.

No obstante lo anterior, el disenso se ubica en la esencia del derecho, por lo tanto, si el autor que prologo está convencido de sus tesis, debe mantenerlas y dotarlas cada vez de mejores basamentos.

En definitiva, el libro que me honro en prologar, es digno de elogio: exploró en profundidad gran cantidad de aspectos relevantes, investigó todo lo investigable, aportó sus juicios propios y produjo una obra a la cual auguro gran éxito como tarea de elaboración científica. Merece ser estimulado y agradezco al autor el honor que me ha conferido al poder prologar su obra.

Celebro que mi nombre vaya unido al del Dr. Osvaldo Soler al momento de publicarse este Libro, para el cual deseo un enorme y merecido éxito.

Héctor B. Villegas

Córdoba, 15 de octubre de 2002