Columna de Opinión: Tips para el otorgamiento y liquidación de las vacaciones anuales del personal de casas particulares. Autor: Chiti, Stella Maris

– Extensión del período de vacaciones: La extensión del período de vacaciones a que cada trabajador/a tiene derecho depende de su antigüedad:

– Cálculo de la antigüedad: A los efectos del punto precedente se debe tener en cuenta la antigüedad del trabajador/a al 31 de diciembre del año en curso.

– Requisitos: Para tener derecho al goce del período completo de vacaciones, el trabajador/a deberá haber prestado servicios, al menos, durante 6 meses de ese año.

– Licencia proporcional: En caso de no haber prestado servicios durante el mínimo de 6 meses del año en curso, el trabajador/a tiene derecho a gozar 1 día por cada 20 de trabajo efectivo.

Por ejemplo:

Si una trabajadora hubiera prestado tareas durante 40 días (porque ingresó el 30 de septiembre y trabaja lunes, miércoles y viernes) el cálculo, al 31/12/13, sería:

Si por 20 días trabajados ___ le corresponde 1 día de licencia

Por 40 días trabajados ____ le corresponden: 40 x 1 / 20 = 2 días de licencia

– Comienzo de la licencia: La licencia debe comenzar el primer día semanal de trabajo habitual (es decir, siguiente al goce del descanso semanal). Si este fuera feriado, comenzará el primer día hábil siguiente.

– Notificación: El período de vacaciones otorgado debe ser notificado por escrito al trabajador/a beneficiario/a con una antelación mínima de 20 días.

– Época en que deben ser concedidas: Las vacaciones deben ser concedidas por el empleador en el período comprendido entre el 1 de noviembre y el 30 de marzo del año siguiente.

– Fraccionamiento: A pedido del trabajador/a, las vacaciones pueden ser fraccionadas e incluso gozadas en épocas diferentes de las establecidas legalmente. En este caso, se establece una limitación: al menos 2/3 de la licencia deben ser gozados en forma continua.

– Fecha de pago: La retribución correspondiente al período vacacional debe ser abonada antes de iniciarse su goce.

-Retribución: Durante el período de vacaciones el personal tiene derecho a percibir una retribución calculada en base a la remuneración que normal u habitualmente percibe.

– Trabajadores/as mensualizados: La última remuneración mensual percibida dividida por 25 (1) arroja el salario vacacional correspondiente a cada día de licencia. Luego, dicho monto se multiplica por la cantidad de días reconocidos en función de la antigüedad.

Ejemplo: Remuneración: $ 3.184,01.- (1ª categoría, conf. Resolución 958/12)

Antigüedad de la trabajadora al 31/12/13: 2 años y 10 meses

Días de vacaciones que le corresponden: 14

Liquidación de vacaciones:

$ 3.184,01 / 25 x 14 = $ 1.783,04.-

– Trabajadores/as con retiro remunerados/as por hora: El salario devengado el día anterior al inicio de la licencia vacacional debe ser multiplicado por la cantidad de días de vacaciones que le correspondan en función de su antigüedad. La jornada que se tomará en cuenta es la que realice habitualmente.

Ejemplo: Remuneración por hora: $ 19,74.- (conf. Resolución 958/12)

Jornada cumplida: 5 horas diarias

Antigüedad de la trabajadora al 31/12/13: 3 años y 2 meses

Días de vacaciones que le corresponden: 14

Liquidación de vacaciones:

$ 19,74 x 5 x 14 = $ 1.381,80.-

– Adicional para el personal sin retiro: La retribución del período de vacaciones del personal sin retiro deberá incluir un plus en dinero (2) (no inferior al 30% del salario diario por cada día de licencia) en compensación por las prestaciones de habitación y manutención. Este adicional se devengará cuando, durante las vacaciones, el trabajador/a no permanezca en el domicilio de trabajo ya sea por decisión propia o del empleador.

– Omisión de otorgamiento: Si el empleador omitiere informar el período de vacaciones otorgado con la antelación correspondiente, el trabajador/a podrá notificarle fehaciente que hará uso del mismo, sin extender su goce más allá del 31 de mayo.