Tribunal: Cámara 6a del Trabajo de Mendoza(C6aTrabMendoza)
Fecha: 13/11/2012
Partes: Luzzi, Santiago c. Mitri, Rogelio Eligio p/despido
Publicado en: La Ley Online;
Cita Online: AR/JUR/58465/2012

Hechos:
Un trabajador que se desempeñó en tareas de cobranza a domicilios para un productor de seguros promovió demanda por despido indirecto. Alegó que la relación no había sido correctamente registrada. La Cámara hizo parcialmente lugar al reclamo.

Sumarios:
1. El despido indirecto en el que se colocó un trabajador frente al incumplimiento del empleador al requerimiento de efectuar la debida registración laboral es justificado, pues se acreditó la prestación de servicios y el incumplimiento por parte de este último de sus obligaciones.

Jurisprudencia Relacionada(*)
Ver Tambien
Cámara 2a del Trabajo de Mendoza, “Morales, Javier Gustavo c. García, Antonio Vicente p/despido”, 30/08/2012, La Ley Online, AR/JUR/45130/2012.
(*) Información a la época del fallo

2. La indemnización por vacaciones devengadas y no gozadas es improcedente, pues estas no son compensables en dinero, y el trabajador no hizo uso de lo dispuesto por el art. 157 de la LCT.

Texto Completo: . — Mendoza, 13 de noviembre de 2012.

Resulta:

Que a fs. 30/35 por medio de apoderado se presenta Santiago Luzzi, y demanda a Rogelio Eligio Mitri, la suma de $127.698,23 o lo que en más o en menos resulte de la prueba a rendirse con sus respectivos intereses.

Expresa haber ingresado a trabajar para la demandada el 10/03/2007 cumpliendo 8 horas diarias, de Lunes a Sábados, teniendo a su cargo principalmente tareas de cobranza a domicilio, a la cartera de clientes de su empleador, quien se dedica a la producción de seguros y atiende mayormente a la Compañía Sancor Seguros S.A., que cumplió con sus tareas, hasta la fecha que se da por despedido sin causa, el 31/03/2011.

Que en virtud de las tareas que desempeñaba, debe ser categorizado como Empleado Grupo II “Cobrador” CCT 264/95 correspondiéndole una remuneración básica mensual de $3.649,65 según escala salarial del mes de octubre de 2010.

Que a pesar de desempeñarse en jornada completa, desde la fecha de ingreso antes invocada fue registrado laboralmente a partir del 05/05/2010 solo por media jornada, continuando la relación en forma irregular (en negro) de manera parcial, siendo además categorizado erróneamente como administrativo, según CCT de empleados de comercio.

Que la relación fue normal hasta que reclamó su correcta registración.

El día 09/03/2011 por CD reclama su debida registración, denunciando fecha de ingreso, categoría profesional, remuneraciones percibidas, las que no se correspondían con su verdadera categoría, por lo que también emplaza a que se le abonen diferencias salariales, diferencias de SAC y en 30 días a que se proceda a su correcta registración.

Que al no tener respuesta el 23/03/2011 remite carta documento dándose por despedido, reclamando el pago de rubros no retenibles, indemnizaciones, entrega de certificados.

Que el día 29/03/2011 en forma extemporánea, recibe CD remitida por el empleador, en el que se hace saber que según registro obrante en poder del empleador, no rindió la correspondiente cobranza en forma correcta, al cierre del mes de febrero-lote N°2039. Que por ello se le notifica el despido por justa causa. Niega que se encuentre deficientemente registrado.

Que debido a la improcedencia de las falaces imputaciones efectuadas, por CD del 31/03/2011 rechazó la misma, y reclama nuevamente el pago de diferencias salariales, indemnizaciones, y la entrega de los certificados del art. 80 de la L.C.T.

Practica liquidación, funda su derecho y ofrece pruebas.

A fs. 44 se ordena el desglose de la contestación de demanda, en razón de no haberse acreditado la personería.

A fs. 46 se declara la rebeldía del demandado, la que se notifica a fs. 47.-

A fs. 50 se admiten las pruebas ofrecidas, se ordena su producción y se sumariza el proceso.-

A fs. 67/69 obran audiencias actuadas de declaraciones testimoniales.-

A fs. 76/79 presenta informe contable.

A fs. 93/97 las partes presentan sus alegatos, quedando la causa en estado de resolver a fs. 99.

Considerando:

Primera Cuestión: Relacion laboral

Segunda Cuestión: Rubros reclamados

Tercera Cuestión: Costas

A la primera cuestión el dr. Orlando Cayetano Farruggia dijo:

La relación laboral, invocada por el actor al demandar es un extremo de la litis que surge acreditado de los recibos de remuneraciones que obran a fs. 22/29 como así también del telegrama CD que obra a fs.11 remitido por el demandado al actor.

En cuanto a la extensión y categoría profesional que invoca el actor en la suplica, estando acreditada la prestación de servicios, y no haber contestado la demanda la accionada, por imperio de lo impuesto por el art.45 del CPL, corresponde tenerlo por afirmativos, los hechos invocados por el actor, al encontrarse probado el hecho principal de la prestación de servicios.

Independientemente de ello, corrobora la extensión de la relación laboral y la categoría profesional del actor, los testimonios rendidos y de que dan cuenta las actas de fs. 67/68. Además de los propios dichos de la demandada en la CD de referencia, donde reconoce la demandada la categoría de cobrador del actor.

Consecuentemente, el merito de las pruebas analizadas, sumado a la presunción del art. 45 del CPL, me permiten tener por acreditada la efectiva prestación de servicios por parte del actor en favor de la accionada, en la extensión y categoría profesional denunciada, y concluir que la relación jurídica que vinculó a las partes fue un contrato de trabajo subordinado regido en su ejecución por la ley 21297 y el C.C.T. N°264/95. Así voto

Las Dras. Laura B. Lorente y Eliana L. Esteban, por compartir sus fundamentos, adhieren al voto precedente.

A la segunda cuestión el dr. Orlando Cayetano Farruggia dijo:

Manifiesta el actor que ante el incumplimiento por parte del empleador, en cuanto a su debida registración laboral, como así también el pago de diferencias salariales, produce las intimaciones de los que dan cuenta los instrumentos que obran en copia a fs. 6, fechado el 09/03/2011 y posteriormente ante la falta de respuesta se da por despedido mediante telegrama que obra a fs.8 de fecha 23/03/2011.

A partir de ello, reclama conforme la liquidación de fs. 32 vta y 33, diferencias salariales, como así también de SAC, e indemnizaciones por despido, y rubros no retenibles.

Si bien, la demandada por vía de la CD que obra a fs. 11 manifiesta haber despedido al actor, adviértase que, la misma llega a conocimiento de este, una vez roto el vínculo laboral, por parte del accionante.

Ahora bien, estimo y así lo tiene dicho el Tribunal siguiendo el criterio sustentado por la Suprema Corte de Justicia de la Provincia en el caso Burlot Juan en J:18238, del 12/11/86, que encontrándose acreditado que entre las partes existió una relación de contrato de trabajo subordinado resulta de aplicación imperativa la sanción dispuesta por el art. 45 C.P.L., que determina que el emplazamiento para contestar la demanda se efectúa bajo apercibimiento de tenerla por contestada en forma afirmativa si el actor prueba el hecho principal de la relación de trabajo.-

Tal criterio se ha visto aún mas fortalecido al ser incorporado en el CPL. el instituto de la rebeldía. A tal fin el art.12 del código de forma prescribe que: Los litigantes originarios, sus sucesores y los terceros citados a comparecer en forma coactiva, que no comparecieren durante el plazo señalado para hacerlo, serán declarados rebeldes, en la forma y con los efectos previstos en los arts.74, 75 y 76 C.P.C….

Es decir, la presunción de la verdad de los hechos afirmados por la contraria.-

Independientemente de lo manifestado, surge debidamente acreditado en la causa que es el actor quien pone fin a la relación laboral, invocando como causa justificante el incumplimiento por parte del demandado al requerimiento de efectuarse su debida registración. Y ante el silencio, o respuesta extemporánea por parte de la demandada, da por extinguida la relación laboral.-

Tales instrumentos incorporados a la causa, cuya autenticidad deviene del hecho de no haber sido motivo de cuestionamiento o impugnación alguna por parte de la accionada, nos permite tener por acreditado las circunstancias fácticas en que se produce el distracto laboral.-

Corresponde seguidamente analizar si la conducta del demandado constituye injuria, que por su gravedad, justifique la denuncia del contrato de trabajo. Debiendo destacar que la injuria laboral está dada por la acción u omisión en que pueda incurrir, tanto el trabajador como el empleador, que importe un daño, menoscabo o perjuicio a la seguridad, honor o intereses de una de una de las partes, (C.N.A.T. S.III-31/12/74 Sent.12939). Correspondiendo al Juez valorar prudencialmente la misma, teniendo en cuenta el carácter de la relación que resulta de un contrato de trabajo (art. 242 L.C.T.).-

En consecuencia y resultando del análisis de la prueba rendida en la causa y así haberlo dejado dicho en el tratamiento de la Primera Cuestión que el actor se desempeñó a las órdenes del demandado, en tanto que también quedó acreditado que el empleador no dio cumplimiento a sus obligaciones, me permiten concluir que es justificada la posición del actor de colocarse en situación de despido indirecto a los términos del art.242 L.C.T.-

A partir entonces de la circunstancia cierta que es la actora quien justificadamente pone fin a la relación laboral y fundándose en la injuria que le infiere el incumplimiento del empleador a sus obligaciones contractuales, corresponde expedirse favorablemente sobre los rubros reclamados, y de que da cuenta la liquidación de fs. 32 vta/33, con excepción del rubro vacaciones año 2009, el que trataremos con posterioridad y fundaremos su rechazo.

De manera que por aplicación de los arts. 74 y 103 corresponde hacer lugar a los rubros diferencias salariales, como así también diferencia de SAC, art. 121 de la L.C.T. y SAC proporcional 1° Semestre, Vacaciones no gozadas del año 2010 y Vacaciones proporcionales del año 2011, art.156 de la L.C.T. Ahora bien, habiendo el perito contador en su informe de fs. 76/79 practicado dos liquidaciones, una con aplicación del ítem almuerzo y otra con aplicación del ítem refrigerio, entiendo que dado los usos y costumbres de la provincia de Mendoza, los horarios que se cumple son discontinuos y siguiendo lo expuesto por el Perito Contador, la liquidación Nro. II considerando en el ítem, rubros remuneratorios, el refrigerio.

Igualmente, corresponde hacer lugar a los rubros reclamados en concepto de indemnización, fundado en un despido incausado, correspondiendo la indemnización sustitutiva de preaviso, art.231; indemnización por antigüedad, art.245; como así también, prosperan las indemnizaciones que prevé los art. 9,10 y 15 de la ley 24.013; art.2 de ley 25.323; art.80 L.C.T.; habiendo dado la parte actora debido cumplimiento a los emplazamientos que exige la ley, según surde de las fs.6/9.

Por todo lo expuesto la demanda prospera en forma parcial y en un todo de acuerdo a lo determinado por el perito a fs. 78 vta., en la suma de pesos $139.447,73; suma a la que corresponde aplicar los intereses desde el momento del distracto laboral (23/03/2011) (Art. 82 C.P.L) los que se liquidarán a tasa activa promedio que informe al Banco de la Nación Argentina en un todo de acuerdo a las conclusiones arribadas en el Plenario AGUIRRE de la S.C.J.M. sentencia del 28/05/2009, arrojando un total de pesos $182.748.

En cuanto al rubro reclamado vacaciones 2009, conforme lo dispone el art. 162 no siendo las vacaciones compensables en dinero, salvo la dispuesta por el art. 156 de la L.C.T y no habiendo el actor hecho uso de lo dispuesto por el art. 157 del mismo cuerpo legal, corresponde su rechazo.

La demanda se rechaza por la suma de pesos $1798,78.

Así voto

Las Dras. Laura B. Lorente y Eliana L. Esteban, por compartir sus fundamentos, adhieren al voto precedente.-

A la tercera cuestión el dr. Orlando Cayetano Farruggia DIJO:

Las costas se establecen a cargo de la demandada por el importe que prospera la demanda y a cargo del actor por el importe que se rechaza (art. 31 C.P.L. y 36 C.P.C.). ASI VOTO

Las Dras. Laura B. Lorente y Eliana L. Esteban, por compartir sus fundamentos, adhieren al voto precedente.

Y Vistos:

El acuerdo arribado, el Tribunal resuelve:

I.- Hacer lugar parcialmente a la demanda y en consecuencia condenar al demandado Rogelio Eligio Mitri a pagar al actor Santiago Luzzi, la suma de pesos ciento ochenta y dos mil setescientos cuarenta y ocho ($182.748) conforme lo resuelto en el tratamiento de la segunda cuestión en el término de cinco días de quedar firme la presente y conforme lo resuelto en el tratamiento de la Segunda cuestión.

II.- La demanda se rechaza por la suma de pesos un mil setecientos noventa y ocho con 78/100 conforme lo resuelto en el tratamiento de la segunda cuestión ($1798,78).

III.- Las costas se establecen a cargo de la demandada por el importe que prospera la demanda y a cargo del actor por el importe que se rechaza, conforme lo resuelto en el tratamiento de la tercera cuestión (art. 31 C.P.L. y 36 C.P.C.).IV.- Oportunamente por el Departamento Contable de las Cámaras del Trabajo, practíquese liquidación con costas y determinación de gastos causídicos; y regulación de honorarios.

V.- Conforme lo determina la Ley 24.013 en su Art. 17 y 44 de la Ley 25.345, póngase en conocimiento de la presente sentencia a la AFIP, a los fines de que extraiga compulsa de estas actuaciones de así corresponder.

Regístrese, notifíquese, cúmplase. — Orlando C. Farruggia. — Eliana L. Esteban. — Laura B. Lorente.

 

Constancia: Se hace saber a las partes que el Dr. Farruggia hizo uso de licencia los días 18 y 19 de Octubre de 2012; la Dra. Esteban el día 26 de Septiembre y la Dra. Lorente los días 25, 26, 31 de Octubre y 01 de Noviembre de 2012. Secretaria, 13 de Noviembre de 2012.