Autor: José Solvens

En el marco de la autodenominada “Sintonía Fina” y de las declaraciones de la Presidenta de la Nación (1), se instala en los titulares de los diarios especializados la inminente obligación de detallar al Fisco Nacional la “composición societaria de las compañías” y el estricto control a la “alta gerencia”.

Se aduce que los datos colectados serán cruzados con los declarados en el impuesto a las ganancias y que se investigará sobre la composición del capital de aquellos inversores radicados en el exterior.

Ahora bien, a poco que se desande el camino propuesto se podrá advertir que esta información no resulta novedosa, dado que no solo los datos ya obran en poder de la AFIP–tanto en el impuesto a las ganancias como en beneficiarios del exterior– y sobre ellos se generan cruces sistémicos diarios que establecen las matrices de verificación y fiscalización, sino que tampoco es novedosa la herramienta utilizada como veremos a continuación.

La saga de la Resolución General DGI 4120/1996

La derogada R.G. 4120/96 (2)que resulta bastante conocida por los profesionales tributarios– ya contemplaba hace mas de una década el deber de información al Fisco a los efectos de facilitar “la estructuración de sistemas, procedimientos y planes destinados a optimizar la acción fiscalizadora y el control de las obligaciones fiscales…

Los sujetos comprendidos en el citado régimen se ubican en la ley N° 20628 de Impuesto a las Ganancias, mas precisamente en los artículos artículo 49, incisos a) y b) (3) (4)

Ergo, tanto el deber de los agentes de información, como la delimitación de los sujetos comprendidos y el objeto de la información a brindar, estaban claros desde el año 1996.

Igualmente claro era ya los activos a considerar –acciones, cuotas, participaciones sociales, cuotas parte de fondos comunes de inversión y otros títulos valores representativos de capital social o equivalente, valuados de conformidad con las normas emanadas de la ley del mencionado impuesto sobre los bienes personales– y a quien se apuntaba con los regimenes que se establecían , es decir a “personas físicas y sucesiones indivisas que tengan participación en el capital de las mismas, así como de otros sujetos que potencialmente exterioricen capacidad contributiva frente al impuesto sobre los bienes personales” (Cf. los propios considerandos dela RG)

Los plazos y condiciones eran también taxativamente fijados por el mismo conducto (5), como así también las exclusiones al régimen y sanciones por incumplimiento.

            Su reemplazante, la Resolución General AFIP 2763/2010

La R.G(AFIP) Nº 2763/2010 (6)que se encuentra actualmente vigente– sustituye la mencionada RG 4120/1996, pero mantiene incólume el objeto subyacente que la motivara.

Si bien el aplicativo –por obvias razones– ha cambiado, siendo en esta oportunidad el establecido por RG el: “AFIP – DGI – PARTICIPACIONES SOCIETARIAS, FONDOS COMUNES DE INVERSION Y FUNDACIONES Y ASOCIACIONES CIVILES – Versión 3.0“, no se verifican cambios sustanciales que nos aparten del objeto inicial tenido en consideración al establecer el régimen.

Idéntica inteligencia se sigue respecto de las sanciones por incumplimiento y las exclusiones.

Breves conclusiones apriorísticas

  • Va de suyo que los datos que sean obligatoriamente suministrados servirán de base para los cruces quela AFIPconsidere pertinentes, en atención a las facultades de verificación y fiscalización obrantes en los artículos33 a36 de la ley 11683 (TO en 1998 y sus modificaciones).

Es evidente que el régimen se instaura con el objeto de facilitar las tareas de investigación y de fiscalización.

  • El control no solo refiere a los sujetos obligados por la norma, sino que en definitiva percute sobre las personas físicas y jurídicas al establecer un patrón de control respecto de participaciones societarias, titularidad y valor nominal de acciones y cuotas y también sobre los responsables sustitutos en el Impuesto a los Bienes Personales.
  • Obviamente permite el cruce entre los titulares de participaciones societarias y sus propias declaraciones personales, lo que implica un ajustado control general sobre el sujeto que ostenta –eventualmente– capacidad contributiva.
  • Permite el control de las participaciones de sociedades “off shore” y desalienta la creación de “hombres de paja” situación tan advertida al analizar los últimos datos de usinas de facturación

En definitiva, surge del presente análisis que la normativa que se propone ya tiene un correlato empírico. Ya existen estos cruces y de allí derivan las matrices de fiscalización especializada, por lo que –a nuestro humilde criterio– seria coherente no reemplazar la norma existente, sino afinar los controles y sanciones por el incumplimiento de la misma.

Ello, reduciría ostensiblemente el numero de interpósitas personas sin capacidad económica que figuran al frente de algunas empresas y, permitirá cruzar acabadamente datos de suma relevancia para el cumplimiento del objeto de “sintonía fina” propuesto por el Poder Ejecutivo

NOTAS

(1)Le pedí a la AFIP un detalle de los sueldos de los gerentes. Aparecen cosas muy extrañas: hay sueldos de ejecutivos de 10 millones. No sé qué tipo de actividades tendrán o qué rentabilidades tendrán sus empresas, pero vamos a hacer un estudio profundo del tema“. Ver las distintas crónicas periodísticas VG.http://www.clarin.com/politica/gobierno/Gobierno-busca-tener-control-paritarias_0_638936148.htmlhttp://impuestos.iprofesional.com/notas/130299-Sintonia-fina-conozca-el-arma-que-ya-utiliza-la-AFIP-para-seguir-de-cerca-a-la-alta-gerencia

(2) Resolución General DGI Nº 4120/1996, publicada en el BO el 8/2/1996

(3) Ley Nº 20628; Art. 49. – “Constituyen ganancias de la tercera categoría:

a) Las obtenidas por los responsables incluidos en el artículo 69.

b) Todas las que deriven de cualquier otra clase de sociedades constituidas en el país o de empresas unipersonales ubicadas en éste”.

(4) Ley Nº 20628, Art. 69. – “Las sociedades de capital, por sus ganancias netas imponibles, quedan sujetas a las siguientes tasas:

a) Al treinta y cinco por ciento (35%):

1. Las sociedades anónimas y las sociedades en comandita por acciones, en la parte que corresponda a los socios comanditarios, constituidas en el país.

2. Las sociedades de responsabilidad limitada, las sociedades en comandita simple y la parte correspondiente a los socios comanditados de las sociedades en comandita por acciones, en todos los casos cuando se trate de sociedades constituidas en el país.

3. Las asociaciones civiles y fundaciones constituidas en el país en cuanto no corresponda por esta ley otro tratamiento impositivo.

4. Las sociedades de economía mixta, por la parte de las utilidades no exentas del impuesto.

5. Las entidades y organismos a que se refiere el artículo 1º de la ley 22.016, no comprendidos en los apartados precedentes, en cuanto no corresponda otro tratamiento impositivo en virtud de lo establecido por el artículo 6º de dicha ley.

6. Los fideicomisos constituidos en el país conforme a las disposiciones de la Ley 24.441, excepto aquellos en los que el fiduciante posea la calidad de beneficiario. La excepción dispuesta en el presente párrafo no será de aplicación en los casos de fideicomisos financieros o cuando el fiduciante -beneficiario sea un sujeto comprendido en el Título V.

7. Los fondos comunes de inversión constituidos en el país, no comprendidos en el primer párrafo del artículo 1º de la Ley 24.083 y sus modificaciones.

Los sujetos mencionados en los apartados precedentes quedan comprendidos en este inciso desde la fecha del acta fundacional o de celebración del respectivo contrato, según corresponda.

A efectos de lo previsto en los apartados 6 y 7 de este inciso, las personas físicas o jurídicas que asuman la calidad de fiduciarios y las sociedades gerentes de los fondos comunes de inversión, respectivamente, quedan comprendidas en el inciso e), del artículo 16, de la ley 11.683, texto ordenado en 1978 y sus modificaciones.

b) Al treinta y cinco por ciento (35%):

Los establecimientos comerciales, industriales, agropecuarios, mineros o de cualquier otro tipo, organizados en forma de empresa estable, pertenecientes a asociaciones, sociedades o empresas, cualquiera sea su naturaleza, constituidas en el extranjero o a personas físicas residentes en el exterior.

No están comprendidas en este inciso las sociedades constituidas en el país, sin perjuicio de la aplicación de las disposiciones del artículo 14, sus correlativos y concordantes.

(5) La RG fijaba plazos y demás elementos indispensables para generar a posteriori el cruce de información, como por Ej.: Nombre, Apellido y Razón Social, CUIT o CUIL, Domicilio, Cantidad de Acciones o cuotas/participaciones sociales, valor nominal de las mismas, saldos acreedores . Así también generaba la obligación de formalizarlo por el aplicativo que al efecto dispone el organismo “AFIP – DGI – PARTICIPACIONES SOCIETARIAS, FONDOS COMUNES DE INVERSION Y FUNDACIONES Y ASOCIACIONES CIVILES. – Versión 3 – Release 0.”

(6) RG 2763/2010 (AFIP) publicada en el B.O el 5/2/2010

Etiquetado con →